Autocuidados de las úlceras de la boca

Autocuidados de las úlceras de la boca

La úlcera se presenta en los tejidos blandos del interior de la boca, o sea en la lengua, paladar blando y superficie interior de las mejillas. Es común sentir dolor ardoroso y apreciar una pequeña lesión blancuzca y redondeada con borde o halo rojizo. El dolor disminuye tras unos días de evolución.

A pesar de las amplias investigaciones sobre el problema, la causa de las úlceras todavía no se dilucida. Actualmente se piensa que el estrés o las lesiones de tejidos pueden ser el origen de la erupción ulcerativa. Algunos investigadores piensan que ciertos alimentos (como los cítricos, tomates y algunas nueces) pueden complicar la situación. Una lesión menor, como morderse la mucosa de la boca, puede desencadenar la formación de una úlcera.

Existen dos tipos de úlcera: sencillo y complejo. El tipo sencillo puede aparecer 3 o 4 veces por año y durar 4 a 7 días. Es usual que surja por primera vez entre los 10 y 20 años, si bien se puede presentar en niños. A medida que la persona llega a la edad adulta, las úlceras son cada vez menos frecuentes e incluso llegan a desaparecer por completo. Las mujeres parecen presentarlas más que los hombres, además de que existe una cierta tendencia familiar a sufrirlas. Las úlceras complejas son menos frecuentes y más problemáticas. Las personas con este padecimiento tienen úlceras casi la mitad del tiempo: a medida que unas úlceras cicatrizan, aparecen otras nuevas.

Autocuidados

No existe cura alguna para las úlceras sencillas o complejas y los tratamientos eficaces son limitados. Sin embargo, las medidas siguientes pueden brindar alivio temporal:

  • No consumir alimentos abrasivos, ácidos o condimentados, ya que suelen intensificar el dolor.
  • Aplicar hielo sobre la úlcera.
  • Cepillarse con cuidado los dientes para no lesionar las úlceras.
  • Usar un ungüento de aplicación local que contenga fenol.
  • Enjuagarse la boca con preparados de venta sin receta: puede probarse el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno diluido) o el elixir de Benadryl.
  • Usar un analgésico de venta sin receta médica.

Atención médica

En casos de ataques graves de úlceras, el odontólogo o médico quizá recomienden un enjuague bucal de prescripción, una solución de corticosteroides o una solución anestésica llamada lidocaína viscosa.

Hay que buscar atención médica ante cualquiera de las situaciones siguientes:

  • Fiebre intensa de aparición reciente con úlceras
  • Úlceras que se diseminan o signos de infección diseminada.
  • Dolor incontrolado con las medidas antes enumeradas.
  • Úlceras que no cicatrizan en 1 semana.

Se recomienda consultar al odontólogo en caso de tener superficies dentales lesionantes o dispositivos dentales que sean la causa de las ulceraciones.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Descargar Gratis