Como auto cuidar la pérdida del cabello

Un cabello brillante y saludable ha sido considerado durante mucho tiempo como símbolo de juventud y belleza. En consecuencia, muchas personas se preocupan ante los primeros signos de caída del cabello o calvicie. Si el cabello parece menos abundante, conviene tomarlo con tranquilidad: es normal perder de 50 a 100 cabellos diarios. Al igual que las uñas y la piel, el cabello pasa por un ciclo de crecimiento y reposo. El adelgazamiento gradual también es parte normal del envejecimiento.

La calvicie común abarca 99% de los casos de pérdida de cabello en hombres y mujeres, además de tener origen genético. La calvicie de tipo masculino usualmente comienza con el retroceso de la línea del cabello en la frente y, posteriormente, la caída moderada o considerable del pelo en la coronilla. Los parches de calvicie pocas veces se aprecian en mujeres con calvicie común. En vez de ello, muestran cada vez menos cabello en toda la cabeza. La herencia, las hormonas y la edad desempeñan funciones importantes en la calvicie común, de modo que la mejor manera de imaginar el aspecto futuro consiste en observar las características familiares de ambos progenitores.

La pérdida gradual del cabello puede suceder también cuando se perturba el delicado ciclo de su crecimiento. La dieta, medicamentos, hormonas, embarazo, cuidados inadecuados del cabello, nutrición deficiente, enfermedades y otros factores pueden hacer que muchos folículos entren en fase de reposo, lo cual determina la presencia de parches de calvicie o la reducción difusa del número de cabellos.

La caída súbita del cabello también suele deberse a un padecimiento llamado alopecia areata. Este raro trastorno mas bien raro causa parches circulares y uniformes de calvicie, hasta de 7.5 centímetros de diámetro, que pueden sobreponerse entre sí. El estrés y la herencia juegan un papel importante en este trastorno. En casi 90% de los casos, el cabello crece de nuevo en 6 a 24 meses sin tratamiento.

Autocuidados

No existe una “fórmula mágica” para prevenir la caída del cabello o alentar su crecimiento. Sin embargo, los consejos siguientes pueden ayudar a mantener sano el cabello:

  • Llevar una dieta equilibrada.
  • Manipular el cabello con suavidad. Cuando sea posible, permitir su secado natural con el aire.
  • Evitar los estilos de peinado con el cabello tensionado, como las trenzas, moños y colas de caballo.
  • No torcer, frotar o tirar compulsivamente del cabello.
  • Verificar con expertos en cuidado del cabello sobre los estilos de peinado o peluquines que ayuden a disminuir los efectos de la calvicie común.
  • Un medicamento de venta sin receta, llamado minoxidil, promueve el crecimiento de nuevo cabello en un porcentaje bajo de personas; pero, con el tiempo, pierde su eficacia y puede ser costoso. Otros productos de crecimiento del cabello en la calvicie no revisten utilidad comprobada.

Atención médica

Aunque no existe una curación contra la calvicie común de origen genético, quizá convenga preguntar al médico sobre tratamientos médicos u operaciones de injerto de cabello. La caída repentina del cabello puede ser signo de una situación médica que requiera tratamiento, por lo se recomienda ponerse en contacto con el médico para su evaluación.

Cuidados infantiles

Si el niño tiene áreas en parche o cabellos rotos en el cuero cabelludo o cejas, probablemente se deba a que se frota el pelo o tira de él. Esto indica un problema de conducta llamado tricotilomanía. Hay que consultar al médico para su evaluación.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *