Como tratar las náusea y vómitos

Como tratar las náusea y vómitos

La náusea y el vómito son síntomas comunes y molestos de una amplia gama de trastornos, de los cuales la mayoría no son de gran importancia. Estos síntomas usualmente son manifestaciones de una infección viral, llamada gastroenteritis. Asimismo, ésta suele acompañarse de diarrea, fiebre o cólicos y distensión abdominal. Otras posibles causas son la intoxicación por alimentos, embarazo, algunos medicamentos y gastritis.

Autocuidados

Si la gastroenteritis es la causa, la náusea y el vómito suelen durar desde unas cuantas horas hasta 2 o 3 días. También es común la presencia de diarrea y cólicos abdominales leves. Se recomienda lo siguiente para sentirse mejor y prevenir la deshidratación:

  • Dejar de comer y beber durante unas cuantas horas, hasta mostrar mejoría estomacal.
  • Chupar trozos de hielo o dar pequeños sorbos de té no concentrado, bebidas gaseosas claras (SevenUp o Sprite) o ingerir caldos o bebidas deportivas claras no cafeinadas, para prevenir la deshidratación. Hay que consumir 8 a 16 vasos de líquidos diarios, en sorbos frecuentes y pequeños.
  • Agregar paulatinamente alimentos semisólidos y de bajo contenido de fibra y dejar de comer si se reanuda el vómito. Pueden probarse galletas saladas, gelatina, pan tostado, huevos, arroz o pollo.
  • Evitar durante unos cuantos días los productos lácteos, cafeína, bebidas alcohólicas y alimentos grasosos o muy condimentados.

Atención médica

El vómito puede originar varias complicaciones, como la deshidratación (si persiste), aspiración (de alimentos en la tráquea) o, en contados casos, un desgarro en el esófago. Los lactantes, ancianos y personas con sistema inmunitario suprimido son especialmente vulnerables a estas complicaciones. Debe consultarse al médico si existe incapacidad de beber líquidos durante 24 horas, el vómito persiste más de 2 o 3 días, se presenta deshidratación o se vomita sangre. Los signos de la deshidratación incluyen sed excesiva, boca seca, orina mínima o nula, debilidad considerable, mareos o desmayo. El vómito también puede ser advertencia de problemas clínicos más graves, como las enfermedades de la vesícula biliar, úlceras u’obstrucción intestinal.

Cuidados infantiles

Escupir la comida es algo cotidiano para los bebés y habitualmente no causa molestias. Sin embargo, cuando el vómito se acompaña de mayor fuerza, resulta molesto para el bebé y puede dar lugar a la deshidratación y disminución de peso. A fin de prevenir la deshidratación, hay que dar descanso al estómago del bebé durante 30 a 60 minutos y luego ofrecerle pequeños sorbos de líquido. Si se le alimenta al pecho, dejar que se amamante sólo de un seno.

En caso de alimentarle con biberón, ofrecer un poco de fórmula infantil o una solución oral de electrolitos (como Pedialyte o Electrolit pediátrico). Si cede el vómito, hay que continuar ofreciéndole pequeños sorbos de líquido o el pecho cada 15 a 30 minutos. Debe consultarse al médico cuando el vómito persiste más de 12 horas o el niño:

  • No ha mojado un pañal en 8 horas.
  • Tiene diarrea o heces fecales sanguinolentas.
  • Tiene la boca seca o llora sin lágrimas.
  • Está inusualmente somnoliento o no responde a los estímulos.

En recién nacidos, puede haber un trastorno llamado estenosis pilórica, que causa vómito repetido y violento. Este padecimiento usualmente aparece durante la segunda o tercer semanas de vida y requiere atención médica.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Un comentario en Como tratar las náusea y vómitos

  1. marjorie andie mckezie allen Dice:

    yo siento nauseas,debilidad y asco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Descargar Gratis