¿Cuál es la causa del reumatismo?

Las causas que producen las enfermedades reumáticas no son todas bien conocidas, sin embargo, lo que se conoce es tanto que este capítulo podría ser el más largo si tratáramos de mencionarlas todas. Considerando como «reuma» todo aquello que la gente llama también también «reumatismo» aquí deben incluirse aquellas enfermedades que producen dolor, deformidad o dificultad en huesos, músculos y articulaciones, que son los componentes fundamentales del aparato o sistema locomotor que produce el movimiento.

Entonces hay que mencionar primero las enfermedades congénitas que son aquéllas que aparecen ya en el momento de nacer. Son enfermedades unas veces hereditarias y otras no y aquí se incluyen tres grupos:

  1. Unas que alteran los huesos durante el crecimiento, produciendo habitualmente defectos en el desarrollo en individuos cortos de talla;
  2. Otras que alteran el riñón y acaban produciendo raquitismos graves o resistentes al tratamiento, y
  3. Otras que originan malformaciones tanto en los huesos como en los órganos y vísceras, constituyendo un grupo amplio de enfermedades diferentes y enfermos que la gente suele llamar «anormales».

En total hay más de doscientas enfermedades congénitas.

Hay otro grupo de enfermedades reumáticas llamadas hereditarias que no aparecen al nacer, sino a lo largo de la vida,unas más pronto y otras más tarde. Un ejemplo de las que aparecen pronto podría ser la hemofilia, que produce unas artritis muy graves. Ejemplo de las que aparecen tarde sería la gota, que produce ataques de artritis en la segunda mitad de la vida y acaba por destruir el filtro renal.

Pero hay muchas en las que está bien comprobado que hay una predisposición de origen hereditario aunque hay otros factores que son los que determinan el comienzo de los síntomas.

En el capítulo de los «reumatismos» o enfermedades reumáticas adquiridas figuran en primer término las producidas por una infección y hay más de cincuenta. Los microbios que producen las faringitis o catarros de garganta, los forúnculos, la meningitis, la blenorragia, la pulmonía, el carbunco, la difteria, las fiebres de Malta, las fiebres intestinales, el cólera, la fiebre tifoidea, los paratifus, la tos ferina, etc., por citar sólo las más conocidas de un grupo de más de treinta que pueden producir manifestaciones reumáticas.

La tuberculosis, la lepra, la sífilis, los hongos, también pueden producir alteraciones reumáticas muy graves entre otras del mismo grupo que suman unos veinte más.

Las rickettsias transmitidas por la picadura de insectos son seis. De virus hay otras veinte con capacidad para producir reumatismo. Organismos formados por una sola célula y transmitidos también por insectos, la mayoría de las veces, como en el paludismo, hay cinco más. Y helmintos o gusanos transmitidos directa o indirectamente a través de un intermediario hay diez.

Hay reumatismos inflamatorios muy importantes que son el resultado de las propias defensas del organismo cuando se producen de forma defectuosa. Tanto los microbios como otras sustancias extrañas que llegan al organismo estimulan los mecanismos de defensa para evitar que produzcan ningún daño. Estos mecanismos producen a veces defensas defectuosas que además de que no sirven para neutralizar las sustancias extrañas y evitar que produzcan ninguna alteración, tienen capacidad propia para producir lesiones en las articulaciones, de tipo inflamatorio y en diversos órganos del cuerpo.

Aquí se incluye la fiebre reumática, que puede dañar al corazón, la artritis reumatoide, que produce lesiones articulares muy destructivas, la espondiloartritis anquilosante, que afecta fundamentalmente a la columna vertebral, las llamadas vasculitis, que son más de cincuenta, y un grupo muy amplio de enfer medades reumáticas afines, que se llaman así porque se parecen pero son diferentes en las causas, los efectos, las complicaciones y el tratamiento. Hay más de cien.

El grupo de las enfermedades degenerativas es también muy amplio y frecuente y la mayoría de las veces la gente las pone en el mismo cajón y las llama reumatismo por «desgaste». Pero aparte de que son unas veinte, algunas de ellas pueden afectar a diferentes articulaciones en distintos enfermos, como sucede en la artrosis, que es una enfermedad leve cuando se localiza en las manos y en cambio francamente importante cuando se localiza en las caderas o rodillas. En cada caso merecen un tratamiento que puede ser muy distinto.

Enfermedades reumáticas y el metábolismo

También hay enfermedades reumáticas debidas a trastornos del metabolismo y esto es lo que se comprueba en algunos enfermos cuando se investigan estas causas. Entonces se producen sustancias que siendo normales dentro de ciertos límites, son anormales en cantidades elevadas porque entonces se depositan en el organismo y producen alteraciones. Así pasa con el ácido úrico y la gota, con el calcio y la condrocalcinosis, con la colesterina y la arteriosclerosis, con la glucosa y la diabetes, o bien con el almidón y la amiloidosis, con el hierro y la hemocromatosis, etc., que constituyen un grupo de unas veinte enfermedades diferentes.

Algunas enfermedades reumáticas se localizan solamente en los músculos y aunque a veces producen también dolor, siempre causan debilidad. Algunas son de origen inflamatorio, otras son de tipo degenerativo, otras son debidas a alteraciones metabólicas, unas cuantas proceden de alguna alteración endocrina, es decir, de las glándulas de secreción interna y entonces son producidas por exceso o defecto de hormonas. Las hay de origen nutritivo, de causa infecciosa, debidas a la circulación y hasta más de ciento cincuenta enfermedades musculares distintas, que hay que saber distinguir para poderlas tratar adecuadamente.

Los tendones también producen dolor «reumático» cuando se alteran y esto sucede lo mismo en jóvenes que en mayores, en deportistas que en trabajadores, en amas de casa o empleados de oficinas, y como tendones hay muchos, hay que aprender a distinguir cuál es el que produce el dolor por el movimiento que lo origina. Suelen aparecer en una sola articulación, mano, muñeca, codo, hombro, cadera, rodilla o pie, si a la alteración de los tendones se suma la de las bolsas serosas que son unas bolsitas de líquido que facilitan su deslizamiento, cuando se mueven. Hay unas cien tendinitis y bursitis diferentes.

También la alteración o lesión de algún nervio o de varios puede producir dolor a lo largo del brazo o de la pierna con unas características especiales que hay que conocer para poderlos distinguir. Probablemente el más conocido es la ciática, que no es precisamente una enfermedad, sino un síntoma que puede ser debido a muchas enfermedades distintas.

La gente conoce muy bien la ciática discal, debida a una hernia del disco intervertebral, pero hay también otras causas que la pueden producir, como infecciones, tumores, traumatismos, compresiones, enfermedades de los huesos, etc. Hay más de cien.

Esta gran cantidad de enfermedades reumáticas son las que obligan a investigar cuál es la que padece cada enfermo para poderlo tratar con conocimientos de causa. Administrar el mismo remedio a dos enfermos con enfermedades distintas es una insensatez y una prueba de ignorancia. Decir que dos enfermos que tienen dolor en la rodilla tienen «lo mismo» cuando a lo mejor uno tiene artritis y otro tuberculosis, es una precipitación en la que nadie debe caer sin antes asesorarse. Hablar de reuma en todos los casos suponiendo que es lo mismo, revela una falta absoluta de la información más elemental.

Porque actualmente para muchos enfermos las causas del reumatismo continúan siendo las que están en el ánimo popular; la vivienda insalubre que habitan, el clima húmedo o frío, cualquier accidente sufrido, alimentos en malas condiciones, procesos infecciosos padecidos, dientes en malas condiciones, la sangre demasiado clara, que son muy nerviosos, el trabajo muy pesado, las anginas que a menudo padecen. Con frecuencia también se mencionan algunas desgracias o contratiempos como la pérdida de algún ser querido, dificultades económicas, alguna operación quirúrgica, cualquier enfermedad anterior, cambios de domicilio, etc. Hay que abandonar estas creencias antiguas y utilizar más y mejor los conocimientos actuales para sufrir menos y vivir más.




Califica este Artículo:
4.70 / 5 (10 votos)






6 Comentarios en ¿Cuál es la causa del reumatismo?

  1. Fanny del Socorro Pavon Dice:

    Mis manos y pies se me ponen blancos cuando me mojo o hace mucho frio y duele ,eso es parte del reumatismo

  2. Ale Castro Dice:

    Siempre me da reuma cuando hace Frio
    O cuando estoy mucho tiempo de pie
    A mi me dicen q es xq estoy creciendo

  3. Karla Dice:

    Que tan cierto es que la reuma o artritis da por estar en lo caliente y luego en lo frio. Trabajo en una cocina y siempre esta muy caliente. La jefa de cocina no me deja abrir el refrigerador por que dice que me dara reumas. .?????.

  4. blanca Dice:

    es curable el reumatismo?y como ?

  5. Virginia caballero Dice:

    Me gusto mucho la explicación, clara , mucho mejor explicada de la que hacen los médicos donde una queda en el aire, gracias porque ya entiendo mucho más

  6. fernando viscarra gaspar Dice:

    me duele mi rodilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *