Dolores y calambres

Los calambres son espasmos musculares. Se presentan generalmente en los atletas fatigados y deshidratados durante la práctica de deportes, sobre todo en sitios de clima cálido  Sin embargo, todo mundo experimenta calambres musculares en algún momento de su vida. Para la gran mayoría de las personas, los calambres representan una molestia ocasional.

Autocuidados

  • Estirar con suavidad el músculo acalambrado y darle masaje.
  • En caso de calambres de la pierna (pantorrilla), apoyar el peso sobre la pierna afectada y flexionar un poco la rodilla o realizar el estiramiento de la pantorilla.
  • En cuanto a calambres de la porción superior de la pierna (tendones de la corva), estirar las piernas e inclinarse a la altura de la cintura. Se debe estabilizar el cuerpo con una silla. También pueden realizarse los ejercicios de estiramiento de tendones de la corva antes descritos.
  • Aplicar calor para relajar los músculos en tensión.
  • Aplicar frío a los músculos adoloridos o sensibles a la presión.
  • Tomar líquidos en abundancia. Ayudan al buen funcionamiento muscular.
  • En caso de haber problemas con calambres de las piernas, preguntar al médico acerca de posibles opciones de medicamentos.

Prevención

Se recomienda estirar todos los días los músculos de la pierna, usando el estiramiento siguiente para el tendón de Aquiles y pantorrilla:

  • Pararse cerca de un muro, a la distancia que corresponda a la longitud del brazo. Inclinarse hacia adelante de modo que se puedan apoyar las manos y antebrazos contra el muro.
  • Flexionar una pierna a la altura de la rodilla y llevarla hacia el muro. Mantener extendida la otra pierna y ambos talones contra el suelo. Estirar la espalda y mover las caderas hacia el muro. Mantener esta posición durante unos 30 segundos.
  • Repetir con la otra pierna. Realizar esta rutina unas cinco veces con cada pierna.
  • Estirar cuidadosamente los músculos y buscar su relajación antes de someterlos a ejercicios vigorosos.
  • Suspender el ejercicio si se presentan los calambres.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Descargar Gratis