Cargando...

El uso de gotas para los ojos

El uso de gotas para los ojos

Las molestias oculares leves, sea por fatiga ocular, alergias o algunas otras causas pueden disminuir con gotas para los ojos. Se dispone de tres tipos de gotas para los ojos que se obtienen sin prescripción:

Gotas descongestionantes para los ojos: Las gotas descongestionantes para los ojos, llamadas también vasoconstrictoras, hacen más blancos los ojos constriñendo los diminutos vasos sanguíneos de la conjuntiva. Una o dos gotas en el ojo pueden aliviar el enrojecimiento durante varias horas y a menudo alivian la irritación. La mejoría debe ser rápida — si no, vea un médico de los ojos.

Gotas para alergia: Algunas gotas descongestionantes para los ojos incluyen un antihistamínico que proporciona alivio adicional de alergias estacionales como fiebre del heno. Busque la palabra alergia en la etiqueta. Use gotas para los ojos para alergias no más de dos o tres veces al día, a menos que el médico le dé otras instrucciones.

Gotas lubricantes para los ojos: Las gotas lubricantes para los ojos, llamadas también lágrimas artificiales, contienen sustancias que retienen agua en forma semejante a como lo hacen sus propias lágrimas. Una o dos gotas de lágrimas artificiales pueden aliviar los ojos irritados o secos, proporcionando lubricación y comodidad. Puede usar estas gotas las veces que sean necesarias.

Algunas precauciones a considerar

Las gotas para los ojos pueden contener medicamentos o preservadores químicos que pueden causar una reacción alérgica. Si los ojos o los párpados se vuelven más rojos, o se hinchan o se siente comezón después de empezar a usar gotas para los ojos, deje de usar las gotas y hable con un médico de los ojos.

Siempre use únicamente la dosis recomendada de gotas para los ojos. Usar algunas gotas más frecuentemente puede llevar a problemas. Por ejemplo, si usa gotas descongestionantes para los ojos con demasiada frecuencia, el enrojecimiento e irritación pueden aumentar después que desaparece el efecto de las gotas.

Si tiene riesgo de glaucoma de ángulo cerrado, no use gotas para los ojos que contengan antihistamínicos. Pueden provocar un ataque de glaucoma.

Cómo aplicar las gotas para los ojos

Para aplicarse la gotas para los ojos, incline la cabeza hacia atrás y traccione suavemente el párpado inferior lejos del ojo para formar una bolsa. Deje que caiga la gota en la bolsa. No deje que la punta del frasco toque el ojo o el párpado. Cierre suavemente los ojos y no parpadee. Use el dedo índice para aplicar presión en el punto en donde se unen los párpados a la nariz. Esto evita que la gota salga inmediatamente a través del conducto lagrimal. Mantenga los ojos cerrados durante un minuto o dos. Limpie cualquier exceso de gotas y lágrimas de los párpados cerrados con un pañuelo desechable. Luego abra los ojos.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)

Ayuda Médica Gratuita




Un comentario en El uso de gotas para los ojos

  1. manuel Pimentel Cartaya Dice:

    Excelente la informacion. Muy didactica y bien elqborda.Los felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Pregunta a un Médico Gratis Aquí