Examen al intestino delgado para ver anemia perniciosa

Desde marzo de 2017 empecé a presentar unos síntomas de corrientes eléctricas parasitarias desde la cintura hasta mis piernas, para septiembre de ese año mis piernas se acalambran constantemente y en la planta de los pies permanecen con un hormigueo como si estuviesen dormidas hasta el día de hoy, también cuesta que mis pies se calienten. Además mis piernas se han empezado a hinchar con bastante frecuencia.

Debo mencionar que trabajo en oficina 8 horas y media diariamente de lunes a viernes sentada y el tiempo no me alcanza para inscribirme en un gimnasio, por lo que realizó poco ejercicio físico, he pasado por dos depresiones grandes y a causa de ello subí de peso como en un 30%. Para marzo de 2018 ya no podía caminar casi, porque mis piernas no tenían fuerzas, tampoco tenía fuerzas mi ano para excretar y no tenía control de la micción.

Finalmente en mismo marzo empecé con convulsiones como si fuera epiléptica, momento en el cual por fin di con un neurólogo que me calificó como enferma de anemia perniciosa a causa de la falta de b12, no obstante el gastroenterólogo, tras revisar la endoscopia me dijo que mis células parietales están disminuidas pero tiene que además tener los resultados de una colonoscopia para medir la última sección del intestino delgado para dar una respuesta final a su diagnóstico. Mi pregunta es si este examen se puede reemplazar por una revisión con la cámara que viene en una cápsula.

Otros Antecedentes:

  • No me han catalogado aún con diabetes. Durante una de mis depresiones me da la impresión que tuve una micosis vaginal, pero no he ido a ginecólogo para confirmar. El año pasado pasé por una etapa de estrés extremo por múltiples problemas laborales y en casa.

Sexo:

  • Femenino.

Edad:

  • 37 años.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *