Me mordió un perro en el dedo del pie

Hace más de dos meses me mordió un perro en el dedo corazón del pie. El perro tiraba muy fuerte y de manera muy brusca. Según el podólogo hubo una luxación que no se trató pues se limitaron a curar la herida y dar antibióticos pertinentes. Desde entonces duele dedo detrás del dedo en la zona plantar y escozor en la articulación del tobillo.

El dedo presenta cierta rigidez El dolor y escozor son permanentes tanto en movimiento como en reposo. Quisiera saber si al no tratarse la luxación en el momento adecuado y al pasar tanto tiempo si es posible que el hueso quedase mal alineado y en caso de esa posibilidad. Cuales serían las consecuencias derivadas de una luxación no tratada en el momento oportuno.

Otros Antecedentes:

  • Ninguno.

Sexo:

  • Femenino.

Edad:

  • 63 años.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *