Mi esposa sufre de los nervios

Cada vez que mi hijo no obedece mi mujer se altera y le grita desesperadamente con groserías es obvio que uno pierde la paciencia pero no para llegar a ese extremo. Yo le digo que valla adonde un especialista pero no quiere. No entiende y al final terminó yo discutiendo con ella porque yo le digo que esa no es la manera de llamarle la atención a mi hijo.

No tiene paciencia y no mide consecuencias con sus gritos. Mi hijo es inquieto tiene 4 años y yo se que a esa edad es difícil controlar a un niño pero a mi me produce impotencia de las reacciones de mi mujer. Y por lo que me he dado cuenta al final mi hijo al que le hace más caso es a mi. Con gritos me he dado cuenta que aumenta la rebeldía de mi hijo.

Otros Antecedentes:

  • La madre sufre de los nervios.

Sexo:

  • Masculino.

Edad:

  • 27 años.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *