Nariz y senos paranasales

Nariz y senos paranasales

La nariz es la puerta de entrada del aparato respiratorio. En condiciones normales, filtra, humidifica y calienta el aire que inhalamos en su paso por la nariz hacia la garganta y los pulmones. Esto ocurre de 12 a 15 veces por minuto. En ocasiones, la nariz es el asiento de manifestaciones como la hemorragia nasal, catarro, fiebre del heno o infecciones de senos paranasales. Por fortuna, varios trastornos de la nariz y senos paranasales son transitorios y fáciles de curar. En las páginas siguientes se analizan los padecimientos habituales de la nariz y las cavidades adyacentes, llamadas senos paranasales.

Cuerpos extraños en la nariz

Si un objeto extraño se aloja en la nariz, se recomienda llevar a cabo los pasos siguientes:

  • No tratar de retirar el objeto extraño con un hisopo de algodón u otro objeto. Asimismo, hay que evitar la inhalación brusca del objeto; se debe respirar por la boca hasta que se extraiga el objeto.
  • Sonarse con suavidad la nariz para tratar de desalojar el objeto; pero no hacerlo de manera brusca o repetida.
  • Si el objeto sobresale por la nariz y puede ser sujetado fácilmente con pinzas, tratar de retirarlo con suavidad. En caso de fracaso de estos métodos, buscar atención médica de urgencia es lo pertinente.



Califica este Artículo:
1 / 5 (1 votos)






Un comentario en Nariz y senos paranasales

  1. raul iquique Dice:

    durante la noche se me alojo en el seno paranasal derecho un cuerpo que se siente como si fuera un arroz, me molesta y no he podido eliminarlo,ni estornudando, ni haciendo harcadas…ayuda por favor
    rhm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Descargar Gratis