Cargando...

Parásitos en Chile: Sarna y Pediculosis

Parásitos en Chile, Sarna y Pediculosis

Los artrópodos que parasitan al ser humano son dos: un ácaro conocido comúnmente como garrapata (Sarcoptes scabiei), productor de la sarna, y unos insectos sin alas denominados Pediculus (piojo) que causan las pediculosis.

Sarna

Se transmite mediante contacto piel a piel, en general prolongado y no necesariamente sexual. Son característicos el picor y la presencia de tunclillos o surcos hechos por el ácaro en la piel, pero pueden no ser aparentes. Es preciso saber hacer el diagnóstico diferencial y, en último término, identificar el ácaro para enfrentar el tratamiento.

Pediculosis

Son causadas por tres tipos de piojos: Phthirius pubis (ladillas) que infectan inicialmente la piel y el pelo del pubis, Pediculus humanus (variedad corporis o vestimentas), que habita en los vestidos e infectan el tronco y extremidades, y Pediculus capitis que afecta el cuero cabelludo.

El P. pubis se transmite casi siempre por contacto sexual; los niños lo adquieren si duermen con uno de los padres infectados. El P. corporis se transmite por contacto de vestidos o de ropa de cama. El P. capitis salta de una cabeza a otra, de ahí que su transmisión sea mayor en comunidades de mucha gente o por el uso de peines o gorros de personas infectadas.

Farmacoterapia

El tratamiento de piojos y ladillas es similar, porque ambos viven directamente sobre el paciente; es diferente para P. corporis porque viven y ponen sus huevos en los vestidos y sólo utilizan el cuerpo humano para nutrirse.

  •  Piretrinas: son productos naturales que se obtienen de las flores de la planta Chrysanthemum cinerariaefolium; contienen no menos del 1 % de piretrinas, de las cuales la mitad por lo menos es piretrina 1.

La actividad insecticida de la flor del Piretrum se debe a dos grupos de ésteres. Un grupo consta de piretrina 1 y cinerina 1, las cuales poseen el ácido crisantémico en su porción ácida. El segundo grupo de ésteres consta de piretrina 11 y cinerina 11, que contienen ácido pirétrico como componente ácido. El Piretrum es tóxico para muchos insectos y actúa por contacto; de hecho, es más rápido que el dicofano o el lindano. Sin embargo, su acción es relativamente corta, debido a la biotransformación por hidroxilación que sufre en el insecto. La acción de las piretrinas suele prolongarse mediante la adición de un inhibidor enzimático, el butóxido de piperonilo y el bucarpolato. El butóxido de piperonilo, además de inhibir la degradación de las piretrinas, tiene por sí mismo acción acaricida y cierta actividad insecticida; en conjunto, potencia la acción de las piretrinas. De hecho, los preparados comerciales de piretrinas contienen a menudo asociado el butóxido de piperonilo al extracto de piretrum o algún derivado de piretrina.

Las piretrinas que se emplean contra las pediculosis son: fenotrina o sumitrina, bioaletrina (con butóxido de piperonilo), tetrametrina o neopinamín (con butóxido de piperonilo) y permetrina. La tetrametrina parece actuar algo más rápidamente.

La toxicidad es escasa; pueden ser irritantes sobre los ojos y las mucosas; además se han descrito algunas reacciones de hipersensibilidad. Se emplean sólo para uso externo.

  • Permetrina al 5 % en aplicación única sirve también para el tratamiento de la sarna (infecciones por S. scabiei). Para esta última, se requiere una aplicación en masaje, de la cabeza a los pies, dejándolo durante 8 – 14 horas antes de lavar. Puede producir picor, edema y eritema, escozor y parestesias.
  •  Mesulfeno (2,7-dimetiltiantreno). Se emplea en las pediculosis, el acné, la seborrea y la sarna. Se debe aplicar diariamente durante 3 días sobre la zona afectada, frotando con fuerza, para lavar después con agua caliente. Se han descrito algunos casos de sensibilización.
  •  Crotamitón (N – etil – N – 0 – tolilcrotonamida). Tiene poderosa actividad acaricida y es de elección en el tratamiento de la sarna. Se aplica en crema o loción al 10 % después del baño y se deja secar. La aplicación debe comprender todo el cuerpo, especialmente debajo de los pliegues; es recomendable hacer una segunda aplicación al cabo de 24 horas. A veces produce una ligera dermatitis por contacto. Debe evitarse el contacto con ojos, boca y meato uretral.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *