Cargando...

Tratamientos para el Glaucoma

Tratamientos para el Glaucoma

El glaucoma no puede curarse, y el daño causado por la enfermedad no puede revertirse. Lo bueno es que con el tratamiento, el glaucoma puede controlarse. Se usan gotas para los ojos, medicamentos orales y procedimientos quirúrgicos para prevenir o enlentecer un mayor daño.

Si usted tiene glaucoma, necesitará continuar el tratamiento el resto de la vida. Debido a que la enfermedad puede progresar o cambiar sin que se dé cuenta, con el tiempo el tratamiento puede necesitar cambios. El médico puede enfocarse en disminuir la PIO a un nivel en el que es improbable que se cause más daño al nervio óptico. Este nivel se refiere a menudo como la presión deseable y probablemente no será una cifra sino un margen. La presión deseable es diferente en cada persona, dependiendo de la extensión del daño y de otros factores. La presión deseable puede cambiar durante la vida.

Los medicamentos son el tratamiento temprano más frecuente para el glaucoma. La práctica convencional ha sido proceder con la cirugía si los medicamentos no son eficaces. Sin embargo, estudios recientes informan el uso de cirugía como un tratamiento inicial seguro y eficaz.

Gotas para los ojos

El tratamiento del glaucoma se inicia a menudo con gotas medicadas para los ojos. Hay varios tipos de gotas que el médico puede prescribir. Es importante usar las gotas exactamente como se prescriben para controlar la PIO. Si se omite incluso unas pocas dosis puede causar daño al nervio óptico o agravarse. Algunas gotas necesitan aplicarse varias veces al día y otras deben usarse sólo una vez al día. Es importante también informar al médico de todos los medicamentos que está tomando actualmente, para evitar interacciones medicamentosas indeseables.

Debido a que algunas de las gotas para los ojos se absorben en la corriente sanguínea, puede presentar efectos secundarios no relacionados con los ojos. Para minimizar esta absorción, cierre los ojos por 1 o 2 minutos después de aplicarse la gotas. Presione ligeramente en esquina del ojo cerca de la nariz para cerrar el conducto lagrimal, y limpie las gotas del párpado.

Medicamentos orales

Si las gotas solas no disminuyen la presión intraocular al nivel deseado, el médico puede prescribir también medicamentos orales. Los medicamentos orales más frecuentes para el glaucoma son los inhibidores de la anhidrasa carbónica. Estos fármacos, que incluyen acetazolamida, deben tomarse con alimentos para reducir los efectos secundarios. Puede ayudar a minimizar la pérdida de potasio que estos medicamentos pueden causar agregando plátanos y jugo de manzana a la alimentación.

Cuando empieza a tomar estos medicamentos por primera vez, puede presentar una necesidad frecuente de orinar y una sensación hormigueo en los dedos de las manos y pies. A menudo, estos síntomas desaparecen después de unos cuantos días. Otros posibles efectos secundarios de los inhibidores de la anhidrasa carbónica incluyen erupciones, depresión, fatiga, letargo, molestias en el estómago, sabor metálico de las bebidas carbonatadas, impotencia y pérdida de peso. Pueden ocurrir también cálculos renales.

Cirugía

La cirugía podría ser necesaria para el tratamiento del glaucoma si los medicamentos no son eficaces o tolerados. Se usan varios tipos diferentes de cirugía, incluyendo cirugía láser y procedimientos más convencionales:

Cirugía láser: En las últimas dos décadas, se ha utilizado cada vez más un procedimiento llamado trabeculoplastía en el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto. El médico usa un rayo láser de alta energía para reducir parte de la red trabecular, que hace que otras porciones de la red se estiren y se abran. Esto ayuda a que el humor acuoso drene más fácilmente del ojo.

Este tipo de cirugía láser es un procedimiento de consultorio que dura 10 a 20 minutos. Le aplican gotas oftálmicas anestésicas, se sienta frente a la lámpara de hendidura equipada con un lente especial en el ojo. El médico dirige el láser a través del lente a la red trabecular y produce quemaduras. Usted ve destellos brillantes de luz.

Después de la cirugía puede volver inmediatamente a reanudar sus actividades normales sin molestias. El médico verifica la presión intraocular 1 a 2 horas después del procedimiento y varias veces en las siguientes semanas. Puede prescribir gotas antiinflamatorias para los ojos para usarlas unos cuantos días después de la trabeculoplastía. Puede tardar unas semanas antes que el efecto completo de la cirugía se haga aparente.

En casi todos los casos la cirugía láser para el glaucoma inicialmente disminuye la presión intraocular. Sin embargo, sus efectos pueden desaparecer con el tiempo. Los estudios muestran que la presión ocular aumenta en muchas personas 2 a 5 años después del tratamiento con láser.

Cirugía convencional: Si las gotas para los ojos y la cirugía láser no son eficaces para controlar la presión del ojo, puede necesitar una operación llamada trabeculectomía. Este procedimiento se realiza en un hospital o en un centro de cirugía ambulatoria. Se administran medicamentos para relajarse y gotas para los ojos y una inyección de un anestésico para adormecer el ojo. Usando instrumentos delicados un microscopio de cirugía, el cirujano crea un orificio en la esclerótica y extrae una pequeña pieza de la red trabecular. El humor acuoso puede entonces salir fácilmente del ojo a través de este orificio. Co resultado la presión del ojo disminuye. La conjuntiva cubre el orifici por lo que no queda abierto en el ojo.

El médico examina el ojo en varias visitas de control. Usará gotas para los ojos con antibióticos y antiinflamatorios por algún tiempo después de la operación para combatir la infección y la cicatrización del orificio de drenaje recientemente creado. La cicatriz es un probl particular en adultos jóvenes, en negros y en personas en que se ha practicado cirugía de catarata. Este procedimiento funciona mejor si le han practicado ninguna cirugía ocular previa.

Aunque la cirugía del glaucoma puede preservar la visión actual, no puede restaurar la visión perdida. Algunas veces un solo procedimiento quirúrgico puede no disminuir la presión del ojo lo suficiente, en cuyo caso necesitará continuar usando gotas para los ojos o que se le practique otra operación de trabeculectomía.

Implantes de drenaje: Otro tipo de operación, llamada cirugía de implante de drenaje, puede practicarse en personas con glaucoma secundario o en niños con glaucoma.

Como la trabeculectomía, la cirugía de implante de drenaje se practica en un hospital o en una clínica ambulatoria. Se administran medicamentos para ayudar a relajarse y gotas para los ojos y un anestésico para adormecer el ojo. Enseguida el médico inserta un pequeño tubo de silicona en el ojo para ayudar a drenar el humor acuoso.

Después de la cirugía llevará un parche en el ojo durante 24 horas usará gotas durante varias semanas para combatir la infección y la cicatrización. El médico examinará los ojos varias veces en las semanas siguientes.

Las complicaciones de la cirugía del glaucoma pueden incluir infección, sangrado, presión que sigue demasiado alta o demasiado baja y potencialmente pérdida de visión. La cirugía ocular puede también acelerar el desarrollo de cataratas. La mayoría de estas complicaciones pueden ser tratadas eficazmente.

Autocuidados

La mejor forma de prevenir el daño del glaucoma es conocer los factores de riesgo y someterse a exámenes regulares de los ojos. Si tiene glaucoma, lo más importante que puede hacer es tomar los medicamentos exactamente como se le prescriben. Los exámenes frecuentes de los ojos ayudan al médico a vigilar la presión del ojo y detectar cualquier cambio en la visión.

Aquí están otros consejos de autocuidados.

Mantener una dieta saludable. Las vitaminas y minerales que son importantes para los ojos incluyen vitamina A, vitamina C, vitamina E, zinc y cobre. Beber líquidos en pequeñas cantidades durante el día. Tomar un litro o más de líquido en un corto periodo puede aumentar la presión del ojo. Limitar la cafeína a niveles bajos o moderados.

Ejercicio regular. Los estudios muestran que las personas con glaucoma de ángulo abierto que practican ejercicio regularmente — por lo menos tres veces por semana — pueden disminuir la presión ocular un promedio de 20 por ciento. Sin embargo, el glaucoma de ángulo cerrado no se afecta con el ejercicio, y la gente con glaucoma pigmentario, una forma de glaucoma secundario, puede presentar aumento de la presión del ojo después del ejercicio. Hable con el médico respecto a un programa de ejercicio apropiado.

Evite los remedios de hierbas. Cierto número de suplementos de hierbas, como el arándano, se anuncian como remedios para el glaucoma. El arándano no es eficaz para prevenir o tratar el glaucoma. Tenga cuidado con los suplementos de hierbas y discútalos con el médico antes de tomarlos.

Encuentre formas saludables de manejar el estrés. El estrés put : precipitar un ataque de glaucoma agudo de cierre del ángulo. Las técnicas de relajación, como la meditación y la relajación muscular progresiva, pueden ser útiles para manejar el estrés.

Use anteojos de sol con protección completa de la luz ultravioleta. Siempre que esté fuera en el sol, incluso unos cuantos minutos, use anteojos de sol que bloquean la luz ultravioleta (UV).

Use protección adecuada para los ojos. Los traumatismos en – ojos pueden inducir aumento de la presión ocular. Use anteojos protectores de seguridad cuando practica deportes, usa instrumentos o maquinaria pesada, o trabaja con sustancias químicas.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)

Ayuda Médica Gratuita




2 Comentarios en Tratamientos para el Glaucoma

  1. jorge ernesto ordaz mengual Dice:

    de acuerdo a los exámenes que me hizo el médico me dijo que es glaucoma. Cuando muevo los ojos veo que pasan como pelitos de varias fo
    rmas. Como rayones en la vista, sigo moviendo la vista y la rayita se va moviendo.

    gracias

  2. miguel lopez Dice:

    Cordial saludo

    Aparte de los medicamentos no existen ejercicios para controlar el glaucoma,Ejemplos, hacer giros de los ojos con ellos cerrados,colocar y quitar una luz tenue en un cuarto oscuro etc.etc.

    Gracias por su atención

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Pregunta a un Médico Gratis Aquí