Una inyección en el brazo: la vacuna contra el tétanos

Una inyección en el brazo, la vacuna contra el tétanos

El tétanos es una infección que puede presentarse después de una cortadura, laceración, mordedura u otra herida, incluso si ésta es leve. El principal signos es el trismo, que sobreviene días o inclusive semanas después. El trismo es la rigidez de los músculos de la mandíbula y otros músculos. Puede ir seguido de otras manifestaciones hasta llegar a las convulsiones, problemas respiratorios y la muerte.

La bacteria que produce el tétanos usualmente vive en el suelo, si bien puede estar en casi cualquier sitio. Cuando sus esporas penetran en una herida donde no llega el oxígeno, se multiplica y produce una toxina que interfiere con el funcionamiento de los nervios que controlan los músculos.

La inmunización activa contra el tétanos es vital en todas las personas como medida de prevención. La vacuna antitetánica usualmente se administra a los niños en la forma de vacuna DTP. En general, los adultos necesitan una dosis de refuerzo cada 10 años. Cuando hay una herida grave, es factible que el médico aconseje la dosis de refuerzo, incluso si recibió la última menos de 10 años antes. Este refuerzo se prescribe en casos de heridas profundas o sucias y si el refuerzo más reciente se administró con antelación mayor de 5 años. Debe inyectarse en los 2 días siguientes a la lesión.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en Una inyección en el brazo: la vacuna contra el tétanos

  1. anthonimichel Dice:

    el tentano es nua elfenmeda mul peligrosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Descargar Gratis