Ardor de los pies

El dolor puede ser leve o con ardor y punzante. También es posible que sea constante o temporal. Este padecimiento es muy común en personas de más de 65 años. Es habitual que se dificulte la identificación de la causa y se relaciona con lo siguiente:

  • Telas irritantes.
  • Zapatos de ajuste inadecuado.
  • Pie de atleta, que es una infección por hongos.
  • Exposición a una sustancia tóxica, como la hiedra venenosa.

Puede sospecharse una enfermedad de los nervios o vasos sanguineos si existe:

  • Dolor que quema con picazón, debilidad o cambios de sensibilidad en las piernas.
  • Dolor que quema con náusea, diarrea, pérdida de control de la micción o la defecación, o impotencia.
  • El mismo problema en otros familiares.
  • Persistencia de los síntomas.
  • Diabetes mellitus.

Autocuidados

  • Usar calcetines no irritantes, de algodón o una mezcla de material sintético con algodón, y zapatos de materiales naturales, que permitan la “respiración del pie”.
  • Una plantilla de ajuste especial puede ser de utilidad, si el estado general es adecuado.
  • Eliminar las actividades que tiendan a agravar el problema.
  • Remojar los pies en agua fría corriente durante 15 minutos, dos veces al día.
  • Reducir el estrés y dormir adecuadamente.
  • Usar analgésicos de venta sin receta.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *