Cirugía plástica en pómulos y mentón

La forma de los pómulos y el mentón es algo que no se detecta de manera automática, excepto cuando son muy prominentes o están ausentes. Sin embargo son dos elementos muy importantes en el atractivo facial, pues le otorgan armonía y estructura al rostro.

Pómulos

Son extraordinariamente importantes en lo que se considera un rostro bello. Con el pasar de los años su forma va desapareciendo lentamente, disminuyendo el atractivo general del rostro. Es interesante que sólo los expertos en estética se percatan que parte de la pérdida del atractivo facial se debe a esta relativa ausencia de prominencia de los pómulos.

El tratamiento para hacer más atractivos y notorios los pómulos va desde la tensión de los tejidos que se realiza durante un lifting facial, pasando por inyección de grasa del mismo paciente (por ejemplo, parte de la grasa aspirada de la papada), hasta la aplicación de prótesis de materiales foráneos al cuerpo, como silicona o “porex” (material con aspecto de coral usado para ciertos implantes faciales duros, a base de polietileno). El uso de hueso de la misma persona es raro, ya que es un procedimiento más complejo y traumatizante.

El procedimiento quirúrgico es ambulatorio y se realiza bajo anestesia general liviana. Las incisiones se hacen dentro de la cavidad de la boca, tan alto en la mejilla como usted pueda tocarse internamente con la lengua, lo que las hace invisibles posteriormente.

Mentón

Un mentón bonito o normal no se nota. Cuando es prominente produce un efecto agresivo, y si es poco desarrollado da a la cara un aspecto de “ave”. Es muy frecuente que personas que se realizan una operación de nariz no se den cuenta del tremendo beneficio en el atractivo facial que les producirían unos pocos milímetros de más o de menos de mentón o pera.

El aumento de mentón es un procedimiento relativamente pequeño, que puede realizarse con anestesia local y sedación. Se utilizan implantes de silicona o “porex” (material con aspecto de coral usado para ciertos implantes faciales duros, a base de polietileno). Para un déficit muy discreto pueden usarse incluso materiales propios del organismo, como grasa del paciente. El resultado estético es muy satisfactorio e inmediato. La incisión se realiza por dentro de la boca, en la zona más baja que usted puede tocarse con la lengua al frente de los dientes inferiores.

La cirugía para reducir el mentón prominente puede ser efectuada por cirujanos plásticos y maxilofaciales, aunque no todos los profesionales realizan esta operación.

Riesgos de la cirugía de pómulos y mentón:

Infección: El uso de cualquier elemento extraño al cuerpo puede provocar una infección, particularmente si el cirujano no tiene experiencia o trabaja sin la higiene necesaria.

Asimetrías: Los implantes pueden mantener algún grado de asimetría del rostro.

Sensibilidad: La postura de implantes faciales puede producir alteraciones de la sensibilidad por trauma a los nervios cercanos.

Desplazamiento: Es muy poco frecuente que los implantes se desplacen. Extrusión: Cuando un implante es eliminado por el organismo.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *