Cirugía Plástica para el rejuvenecimiento facial

El transcurso de los años hace que las características juveniles de la cara y el cuello vayan dando paso a rasgos más gruesos, muchas veces vistos en nuestros padres y familiares mayores. Con la edad la piel se adelgaza, perdiendo su turgencia y lozanía, con múltiples líneas que acusan a su vez el daño producido por el sol. Las arruguitas sobre los labios y los dos surcos que corren entre la nariz y el mentón se acentúan y dan un aspecto cansado. Los párpados comienzan a descender, y a veces dificultan la visión hacia los costados.

Todo esto forma parte de un proceso natural, en que la madurez da paso al envejecimiento. La mayoría de los seres humanos lo aceptamos, aunque muchos tenemos el anhelo de disminuir su velocidad. Sin embargo, algunas personas sufren al mirarse al espejo, pues se sienten más jóvenes que la imagen que ven. Para rejuvenecer el rostro la mejor alternativa es un “Lifting Facial”. “Lifting” es una palabra del inglés que significa levantar o estirar. No hay edad para realizarse un lifting, pero la mayoría de los pacientes tienen entre 45 y 65 años.

¿Qué mejorar con un lifting?

La mejor manera de darse cuenta de las áreas que más nos importan es sentarse frente a un espejo y observar, detenidamente y en orden, la frente, las cejas, los párpados superiores e inferiores. No deje pasar las bolsas que se forman bajo los párpados inferiores; las mejillas y pómulos, los labios y las líneas sobre ellos, la nariz, el mentón, los lóbulos de las orejas y finalmente el cuello. Para analizar su cuello usted debe mirar de frente y de lado, para darse cuenta de cuánta papada está de más. Luego, piense bien las áreas de su cara que desea mejorar o cambiar; así, cuando visite a su especialista tendrá mayor claridad en lo que desea modificar.

Con un lifting su rostro se refrescará, obteniendo un aspecto más joven y menos cansado. Esta intervención no podrá eliminar todas las arrugas, en especial las más finas, ni suprimir todas las imperfecciones de su piel. Para eso existen otras alternativas fuera de la cirugía que tratan estos problemas de la piel.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *