Como aplicar respiración artificial

  1. Abra la boca del enfermo y cerciórese de que no tenga ningún elemento extraño (piedras, arena, algas, dientes postizos, comida, etc.), sacándolo con el dedo índice.
  2. Coloque debajo de los hombros del enfermo una almohada o algo que haga las veces de ella.
  3. Ponga la cabeza del enfermo hacia atrás lo más que pueda.
  4. Cierre con una mano la nariz de la víctima y con la otra sostenga el cuello por detrás.
  5. Ponga su boca contra la del enfermo, para impedir la pérdida del aire.
  6. Sople fuertemente hasta ver que entre el aire en el tórax (éste se levanta).
  7. Retire su boca de la víctima, y fíjese si el aire sale de los pulmones (exhalar).
  8. Repita el procedimiento hasta que la victima pueda respirar por si sola alrededor de 15 veces por minuto.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *