¿Cómo elegir un buen tratamiento para combatir el cáncer a la próstata?

La prostatectomía y la radioterapia, los dos tratamientos más importantes, presentan efectos secundarios bastante graves. Hay que tener en cuenta que no se diferencian mucho en cuanto a riesgo, molestias y alejamiento de las actividades normales.

Puesto que su eficacia es similar, un hombre que tiene cáncer de próstata debe informarse sobre las alternativas y participar activamente en la decisión del tratamiento que seguirá.

A algunas personas no les gusta la idea de la intervención quirúrgica y escogen la radioterapia. La cirugía no es recomendable para las personas que sufren bronquitis o alguna enfermedad coronaria, éstas deberían seguir un tratamiento de radioterapia, e incluso someterse primero a observación.

Tratamiento hormonal preliminar

Algunas veces, antes de practicar una prostatectomía o de iniciar la radioterapia (más a menudo en el segundo caso que en el primero) se realiza un tratamiento hormonal temporal para reducir el tamaño de la próstata. Se cree que esto aumenta la efectividad del tratamiento posterior. El tratamiento dura unos tres meses y causa efectos secundarios, pero en cuanto finaliza la radioterapia se suspende también la administración de hormonas y los efectos secundarios desaparecen. A veces, si el tumor es muy grande se recomienda prolongar la combinación de radioterapia y tratamiento hormonal.

¿Cómo elegir un buen tratamiento para combatir el cáncer a la próstata? Urología

El aumento de tamaño de la glándula prostática y del cáncer de próstata es controlado por la testosterona, la hormona sexual masculina que se produce en los testículos.

De próstata avanzado

Por desgracia, las pruebas posteriores al diagnóstico de un cáncer, acostumbran mostrar que el tumor se ha desarrollado mucho y no tiene remedio definitivo mediante cirugía o radioterapia. En algunos casos, a pesar de un éxito inicial del tratamiento, las pruebas pueden mostrar que el tumor ha crecido, aunque no por ello se convierte en un problema irreversible. En primer lugar, es posible que el tumor crezca a un ritmo lento, lo que no afectaría a la esperanza de vida de los hombres de edad avanzada. Sin embargo, cuando el cáncer de próstata es más activo pueden seguirse diferentes tratamientos para aliviar los síntomas y disminuir el crecimiento.

Aparte de los síntomas habituales, el cáncer de próstata avanzado causa dolor de espalda (seguramente se trata del efecto más generalizado) o de huesos, pérdida de peso, anemia y otros problemas. El debilitamiento de los huesos puede provocar fracturas, aunque no es muy habitual. De vez en cuando también dificulta el drenaje de los riñones. Todos estos problemas desaparecen, casi siempre por completo, una vez ha finalizado el tratamiento.

Tratamiento hormonal

Hace sólo 50 años, un urólogo estadounidense llamado Charles Huggins descubrió que si se extirpaban los testículos a los perros que padecían cáncer prostático disminuía el tamaño del tumor. Realizó la misma intervención en algunos hombres y a otros les dio hormonas femeninas. Descubrió que la enfermedad respondía de la misma forma. Fue uno de los primeros ejemplos de un tratamiento eficaz contra el cáncer, que evitaba el paso por el quirófano. Fue tan importante que Huggins recibió el Premio Nobel de Medicina. El tratamiento hormonal continúa siendo el método más eficaz para tratar el cáncer avanzado, aunque existen nuevas formas de llevarlo a cabo.

La próstata sólo crece y funciona si recibe las cantidades normales de hormonas masculinas (andrógenos). Existen varios tipos, pero el más importante es la testosterona. El cáncer de próstata no puede crecer sin andrógenos, así que si los eliminamos se consigue reducir el tamaño del tumor e incluso la desaparición de éste. La testosterona se produce en los testículos como respuesta a la hormona que proviene de una pequeña glándula que hay en la base del cerebro, la pituitaria (hipófisis). Cuando los médicos descubrieron esto se empezaron a desarrollar nuevos métodos de tratamiento hormonal. Hoy en día existe una mayor variedad que la que tenía el doctor Huggins en 1940. Se puede impedir que los testículos segreguen esta hormona mediante una intervención en la que se elimina la parte que las produce (o a veces se extirpa todo el testículo). En otras ocasiones se utilizan fármacos que actúan como barrera entre el tumor y las hormonas masculinas e impiden que los andrógenos estimulen las células tumorales sin reducir la cantidad de andrógenos de la sangre.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en ¿Cómo elegir un buen tratamiento para combatir el cáncer a la próstata?

  1. victor orellana Dice:

    como detectar por medio de sintomas el proproblema de la proststa y como si principia se puede combatir por hiervgas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *