¿Cómo mejorarse de una gripe usando homeopatía?

Existen varias alternativas para prevenir y proteger a su familia durante el invierno. Los métodos que mencionaremos, enfocan el problema de las enfermedades virales bajo los conceptos de prevención  tratamiento y recuperación. La idea es ampliar y apoyar los elementos que se conocen de manera tradicional para el tratamiento de estas afecciones.

Medicamentos Homeopáticos utilizados en cuadros gripales

Para comenzar debemos  recurrir a los medicamentos indicados en cuadros agudos, que actúan en el momento de la invasión febril, antes de la manifestación de los síntomas característicos de la gripe: Aconitum, Ferrum phosphoricum, Belladonna, Nux vomica o Camphora.

Influenzinum: Este medicamento  se prepara a partir de de cultivos de dos clases de virus (3 partes de virus asiático y una de virus europeo). Se utiliza  para la prevención y tratamiento de la gripe, el resfrío común y para los trastornos consecutivos a estas patologías. Es también conocida como «la vacuna homeopática». Ha dado mejores resultados para prevenir el contagio en familias donde hay un miembro enfermo de gripe.

Si  estamos al comienzo de la enfermedad y los síntomas son los indicados es necesario utilizar Oscillococcinum. Si la enfermad está más avanzada, se dará preferencia a Pyrogenium que es un remedio que ya ha sido experimentado y presenta muchos síntomas comunes a todas las epidemias de gripe A.

Posterior al estado gripal/ viral, será preciso  administrar los siguientes medicamentos homeopáticos: Tuberculinum, Influenzinum polyvirus o Influenzinum asiaticum según la epidemia.

En términos más específicos diremos que el cuadro gripal se caracteriza por un estado febril  más o menos irregular; cefaleas diversas, sobre todo frontales y occipitales,  inflamación catarral de la naso faringe, de la laringe y de la tráquea;  astenia gastrointestinal con lengua saburral;  gran depresión general acompañada de un cansancio profundo y doloroso de todo el organismo con manifestaciones reumatoides muy variables en la localización y en la forma.

A este conjunto de síntomas, se indican  los siguientes medicamentos:

Bryonia, Eupatorium perfoliatum, Gelsemium, Rhus toxicodendron y Rhus radicans. Estos son los remedios de mayor  importancia y que se utilizan con mayor frecuencia.

Los remedios siguientes, están menos indicados, aunque son muy útiles si están bien repertorizados: Apis, Arsénicum Iodatum, Baptisia, Causticum, Mercurius solubilis, Nux vómica, Sanguinaria.

En publicaciones posteriores analizaremos en detalle estos medicamentos, de manera de que conozcamos los cuadros gripales específicos a los cuales pueden aplicarse.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *