Cómo prevenir las lesiones por frío

  • Permanezca seco. El cuerpo pierde más rápidamente el calor cuando la piel está húmeda a causa de la lluvia, nieve o sudoración.
  • Protéjase contra el viento. El viento retira más calor corporal que la atmósfera fría por sí sola. La piel expuesta se ve afectada particularmente por el viento.
  • Use ropa aislante, que proteja y “respire.” Varias capas de ropa ligera de ajuste laxo atrapan el aire y permiten el aislamiento eficaz. Use una capa externa de ropa impermeable y a prueba de viento.
  • Cúbrase la cabeza, cuello y cara. Use calcetines dobles y botas que cubran el talón. Las guanteletas protegen las manos mejor que los guantes.
  • Si una parte del cuerpo se enfría tanto que ocurre entumecimiento, conviene recalentarla antes de continuar las actividades.
  • No toque objetos metálicos con las manos no protegidas, el metal frío absorbe muy rápidamente el calor.
  • Planee los viajes y actividades al aire libre. Cuente con equipo de urgencia.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *