Creatina monohidratada

La creatina monohidratada es la última novedad en «suplementos deportivos» que se está convirtiendo en uno de los favoritos entre los fisioculturistas y los atletas. La creatina es un aminoácido que nuestros cuerpos producen de forma natural y se concentra en los músculos del esqueleto. Es básica para la producción de adenosintrifosfato (ATP), el combustible de las células que hace funcionar el cuerpo.

La creatina también se encuentra en alimentos como la carne y el pescado. Nosotros consumimos casi 1 g de creatina al día sólo de nuestra comida, pero para la gente activa esta cantidad no es suficiente.

Alrededor del 95% de la creatina de los humanos se halla en el músculo del esqueleto; el resto se encuentra en el corazón, en el cerebro y en los testículos. El ejercicio intenso priva los músculos de su fuente natural de creatina.

Los suplementos de creatina ayudan a renovar la energía de las células musculares cansadas, de modo que se puede practicar más ejercicio durante más tiempo. Distintos estudios, incluido uno que se publicó en el International Journal of Sports Nutrition, han demostrado que las personas que tomaban suplementos de creatina y que practicaban ejercicio con regularidad perdían más grasas y desarrollaban un tono muscular mejor, en contraste con las personas que sólo hacen ejercicio y no toman suplementos de creatina.

Otro estudio realizado conjuntamente por la Universidad de Mujeres de Texas, el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern y la Cooper Clinic reveló que la creatina reforzaba el rendimiento de los levantadores de pesas masculinos, de modo que podían levantar pesas más portentosas y hacer más repeticiones.

Sin embargo, no es forzosamente una herramienta para perder peso. De hecho, cuando ganas músculo, puede que ganes unos kilos porque éste pesa más que la grasa, pero tu aspecto será más sano y esbelto.

Aunque no existe una evidencia científica que avale su defensa, he oído algunas experiencias de amigos y de entrenadores deportivos quienes perjuran que la creatina ha mejorado su resistencia y ha aumentado su fuerza. Sin embargo, algunos estudios sugieren que la creatina no es especialmente útil para los atletas que practican deportes que requieren velocidad, como correr, porque si los músculos son mayores no serán más que una sobrecarga.

Y aún hay más noticias buenas sobre la creatina: se acaba de realizar un estudio en la Cooper Clinic y en la Universidad de Mujeres de Texas por el que se demuestra que puede hacer disminuir los niveles del total de colesterol y los triglicéridos, sustancias de tipo grasa que se hallan en la sangre. Los niveles altos de triglicéridos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y de apoplejía.

En Europa también se investiga en la creatina como posible tratamiento contra la sarcopenia, la atrofia muscular que se da en el proceso de envejecimiento. Se comienza alrededor de los treinta años y podemos perder una media de 1 kg a 2 kg de músculo cada diez años, y la pérdida se puede acelerar más con la edad. El tipo de vida sedentaria es un factor que puede desencadenar pérdida muscular y puede suponer un efecto devastador para la gente mayor. Puede que la creatina demuestre ser eficaz para ayudar a la gente mayor a conservar sus músculos y su fuerza.

Propiedades posibles

  • Contribuye a sacar más rendimiento del ejercicio físico.
  • Forma masa corporal magra y quema las grasas.
  • Puede proteger contra las enfermedades de corazón reduciendo los niveles de lípidos en la sangre.

Dosis aconsejada

Como suplemento, la presentación que se utiliza es la creatina monohidratada porque el cuerpo la absorbe más fácilmente. La creatina se puede encontrar bien en polvo, que puede diluirse en agua o en zumo, bien en galletas. Toma 5.000 mg (1 cucharada de polvos) en zumo o en agua diariamente.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *