Cuidados del dolor testicular

El dolor agudo y repentino en los testículos debe atenderse con cuidado, dado que puede ser el síntoma de un padecimiento médico grave. Conviene buscar atención médica si existe dolor repentino en los testículos que no cede en 10 a 15 minutos o en caso de ser un dolor recurrente. Algunas causas de dolor testicular súbito se analizan a continuación.

La torsión testicular se presenta cuando se tuerce el cordón espermático, que lleva y retira sangre de los testículos. Esta situación interrumpe el flujo de sangre a los testículos, lo cual se traduce en dolor agudo y repentino. La torsión testicular en ocasiones se presenta después de realizar una actividad física agotadora; pero puede manifestarse sin causa evidente, incluso durante el sueño. Es un padecimiento que surge a cualquier edad y es frecuente en niños. Los síntomas incluyen dolor súbito e intenso, que puede producir fiebre, náusea y vómito. También es posible advertir elevación de uno de los testículos en la bolsa escrotal.

La epididimitis ocurre cuando se inflama el epidídimo, tubo contorneado por el que pasan los espermatozoides de los testículos al cordón espermático, usualmente debido a una infección bacteriana. Los síntomas incluyen dolor de intensidad moderada en el escroto, que se instala de manera gradual en el curso de varias horas o días, además de que pueden presentarse fiebre e hinchazón. La epididimitis a veces se debe a clamidias, bacterias que producen una enfermedad transmitida sexualmente. En tal caso, también está infectada la compañera sexual y debe ser objeto de examen médico.

La orquitis es la inflamación del testículo mismo, generalmente debido a una infección. Es frecuente su relación con la epididimitis (véase arriba). La orquitis puede ocurrir si se padece parotiditis (paperas) o puede desarrollarse a partir de una infección prostática. Aunque infrecuente, la orquitis puede causar infertilidad en ausencia de tratamiento. Los síntomas abarcan dolor en el escroto, hinchazón (usualmente sólo en un lado del escroto) y una sensación de pesadez en el propio escroto.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *