Detección del cáncer testicular

El cáncer testicular es raro. Es más frecuente en hombres jóvenes, de 15 a 35 años. El síntoma principal es una masa, hinchazón o “sensación de pesadez” en un testículo. Un sencillo autoexamen de 2 minutos cada mes puede salvar la vida de un hombre con signos tempranos de cáncer testicular. Se aconseja realizar el examen después de darse un baño en regadera o en tina con agua caliente, cuando la piel del escroto está laxa y relajada. Hay que examinar uno a uno los testículos.

Conviene deslizarlos suavemente entre los pulgares y los índices, palpando en busca de cualquier masa anormal en la superficie del testículo. También debe estar pendiente si el testículo aumenta de tamaño, está endurecido o muestra cambios en relación con exámenes anteriores. La presencia de algo inusual no implica necesariamente la existencia de cáncer; pero requiere buscar atención médica.

No debe alarmar la detección de una pequeña área firme cerca de la parte posterior del testículo y un tubo que parte del propio testículo. Esto es normal: se trata del epidídimo y el cordón espermático, que almacenan y transportan los espermatozoides.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *