Disminución del riesgo de accidentes en las carreteras

Casi 50,000 personas fallecen en las autopistas y carreteras de EUA cada año. Otras más sufren lesiones graves. Para disminuir el riesgo, se recomienda apegarse a las sugerencias siguientes:

  • Utilizar siempre el cinturón de seguridad, incluso si se viaja a un sitio cercano. Muchos accidentes ocurren a unos cuantos kilómetros del sitio de residencia.
  • Colocar a los niños en asientos infantiles. (Véase el recuadro acompañante).
  • Manejar a la defensiva. Prestar la mayor atención en todo momento a los demás vehículos.
  • No acercarse mucho al vehículo delantero. Considérese la longitud de un automóvil por cada 15 kph de velocidad.
  • Mantener limpios los cristales y espejos.
  • No obstruir el campo visual. Tampoco hay que depender por completo de los espejos: se recomienda girar la cabeza y verificar los puntos ciegos.
  • Considerar el clima.
  • Llevar alimentos, cobijas y ropa protectora.
  • Mantener lleno el tanque de gasolina en la medida posible. No salir del carro en una situación de urgencia. Si el motor está encendido, conviene bajar las ventanas 2.5 a 5 centímetros para evitar la acumulación de monóxido de carbono.
  • No manejar cuando se tenga algún impedimento.
  • No se debe manejar después de consumir alcohol o cuando se se esté bajo los efectos de un medicamento que produzca somnolencia o incremente el tiempo de reacción.
  • Evitar distracciones. Hay que mantener a los niños con el cinturón de seguridad puesto.
  • No dejar que el radio, una conversación telefónica o una atracción del camino provoquen distracción en el conductor.
  • Realizar el servicio de mantenimiento adecuado del vehículo a los intervalos recomendados (al menos cada 6 meses o 12,000 kilómetros, lo que se presente primero) y antes de viajes largos.
  • Llevar consigo equipo de urgencia (lámpara, materiales de primeros auxilios, cable pasacorrientes, monedas o tarjetas para realizar llamadas telefónicas, luces parpadeantes, velas y cerillos).

Las bolsas de aire y los asientos de seguridad infantiles no deben entremezclarse

La fuerza con que se despliega una bolsa de aire puede matar o lesionar gravemente a un lactante o niño de corta edad. Conviene sentarlos en el asiento trasero. Estos son algunos consejos para transportar a los niños con seguridad:

  • En el caso de lactantes con peso menor de 9 kilogramos o edad menor de 1 año, usar asientos de seguridad infantiles para automóvil o asientos de seguridad convertibles para lactantes y niños que empiezan a caminar. En una colisión, el asiento rígido brindará soporte a la espalda, cuello y cabeza del niño. Debe fijarse de manera correcta el asiento de seguridad infantil en el asiento posterior del vehículo`
  • En cuanto a niños con peso de 9 a 18 kilogramos o menores de 4 años, debe utilizarse un asiento de seguridad infantil, fijado correctamente, en el asiento posterior. Los cinturones de seguridad deben sujetar hasta el tercio superior del tórax del niño de manera adecuada.

Si el niño pesa más de 18 kilogramos pero es demasiado pequeño para usar correctamente el cinturón de tres puntos, debe usarse un asiento sobrepuesto para automóvil a fin de obtener la posición correcta del cinturón de seguridad.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *