Hidroterapia y los tipos de agua: El agua potable

El agua potable tiene dos orígenes desde los cuales se suministran las poblaciones: uno son las aguas superficiales, como los ríos, lagos y embalses. El otro origen son las aguas subterráneas, a través de pozos y fuentes.

En ambos casos, el agua aun no está completamente limpia para poder ser consumida. Para eliminar los posibles contaminantes se le añade sustancias denominadas coagulantes. Estas sustancias van a reaccionar en el agua, produciendo la coagulación de las partículas contaminantes, que van a irse al fondo.

Posteriormente, se le añaden desinfectantes, para eliminar las bacterias y gérmenes, que pueden ser dañinos para nuestro organismo y, finalmente, se filtra, quedando limpia y potable para su consumo.

Las aguas subterráneas, que contienen un menor numero de materias orgánicas que las de superficie, no suelen necesitar tanto tratamiento, pero siempre dependerá de la calidad de las mismas.

El agua potable debe ser incolora, inodora e insípida, pero en la realidad no es así. Hay gran diferencia entre el agua procedente de un grifo con la que se puede obtener de una fuente natural. Su color, olor y sabor son muy diferentes. Al igual pasa cuando el agua proviene de distintas zonas geográficas. En este caso, puede afectar a nuestro organismo aunque sea agua potable, ya que puede tener microorganismos a los que nuestro cuerpo no este acostumbrado y necesite unos días de adaptación.

Impurezas del agua

No existe el agua pura, ya que siempre va a contener algún tipo de impureza. Muchas son inofensivas y pueden variar su sabor, como las aguas minerales que se obtienen por la erosión de rocas naturales por el agua. Estos minerales quedan disueltos y le otorgan distintas características de color, sabor y olor.

Otro tipo de contaminantes son los artificiales, procedentes de fábricas y terrenos agrícolas en los que se utilice fertilizantes contaminantes. Estos se van a filtrar llegando a las aguas subterráneas. En este caso, el agua no es potable. Siempre debemos de tener en cuenta que el agua sin depurar puede ser una fuente de contaminación, que interfiera negativamente en nuestro organismo.

Existen más de 80 contaminantes que los podemos englobar en dos grupos dependiendo del efecto más o menos inmediato que produzca en nuestro organismo:

Agudos: El efecto es inmediato, y se suele producir por la contaminación a través de virus o bacterias que se encuentren a niveles muy elevados en el agua. No suelen tener efectos permanentes en nuestro organismo.

Crónicos: Aparición tardía, pudiendo llegar a pasar muchos años antes de notar los primeros síntomas de contaminación en nuestro organismo. Suele suceder cuando se está consumiendo agua con algún tipo decontaminante a nivel bajo de concentración durante muchos años. Poco a poco, va afectándonos, llegando a producir enfermedades crónicas, como males de hígado o riñón.

Otra clasificación de los contaminantes se puede hacer dependiendo de su origen, pudiendo ser:

  • Químicos inorgánicos: Antimonio, arsénico, bario, berilio, cromo, cobre…
  • Químicos orgánicos: Acrilamida, Atrazina, benceno, benzopireno….
  • Radionucleidos: Radio 226 y 228
  • Microorganismos: Giardia lamblia, legionella…

El agua potable es sinónimo de evolución económica. Las zonas del mundo donde no existe un abastecimiento de agua potable son las grandes regiones desfavorecidas.

En ellas, la gente, para poder conseguir agua ‘potable’ o, mejor dicho. ‘bebible’, debe recorrer grandes distancias en unas condiciones precarias, y aceptar el riesgo de que, posiblemente, el agua que están consumiendo les. este matando al mismo tiempo.

En las zonas más desarrolladas de nuestro mundo, la contaminación la producimos nosotros mismos, afectando de manera importante al ecosistema.

La contaminación de las aguas a través de vertidos industriales, tanto en zonas de agua dulce como salada, está orientando nuestro consumo hacia el agua embotellada que tenga unas garantías de calidad.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *