Masajes de relajación para superar el estrés

Todos sufrimos algún grado de estrés. Existen muchas alternativas para hacer frente a este estado. En este contexto,  los masajes son una excelente opción para evitar padecimientos provocados por la ansiedad y el temor. Estos estados emocionales se  manifiestan  en el cuerpo principalmente como cefaleas y dolores musculares. Cuando tenemos alguno de estos síntomas, el masaje en una buena alternativa, porque ayuda a eliminar la fatiga muscular, al activar los procesos de recuperación y restablecimiento de las capacidades de trabajo y movimiento del cuerpo.

Si usted se decide por un buen masaje, podrá obtener beneficios como disminución del dolor muscular; mejorará la elasticidad y obtendrá fuerza para continuar con el trabajo, puesto que elevará la capacidad de contracción del músculo y tendrá más energía.

Los tipos de masaje varían dependiendo de lo que usted necesite, existen terapéuticos, tonificantes, relajantes . Además, si desea realizarse un automasaje puede encontrar en el mercado una serie de aceites y lociones que haran de ésta, una experiencia más agradable.  Existen aromas que nos beneficiarán de manera extra y nos permitirán  tratar determinados dolores o estados de ánimo.

Tipos de masaje

Un masaje es una experiencia sensorial muy placentera, que beneficia directamente a nuestro sistema nervioso. Su efecto específico va a depender de la técnica  utilizada, el tiempo de duración y la intensidad del masaje.

En el caso de un masaje tonificante, por ejemplo,  será de gran utilidad  en situaciones de apatía, porque el efecto que produce en nosotros es vigorizante, parecido a la sensación después de hacer ejercicio, o de haber pasado un día en la playa.

Un masaje de relajación nos puede ayudar cuando estamos en una situación de insomnio o estrés, porque facilitará el sueño profundo y combatirá el nerviosismo.  La persona que  recibe uno de estos masajes, vive un momento inigualable para su cuerpo y mente.

Muchos de esos beneficios se reflejan en la piel, porque el arrastre mecánico que recibe la persona,  con las manos, favorece la eliminación de células muertas de las superficies de la epidermis.

Además, si realizamos esta terapia de manera regular  mejoraremos la elasticidad de la piel por la activación de las fibras de colágeno, y mejoraremos la eliminación  y desintoxicación de glándulas sudoríparas y sebáceas.

¿Sabías  que?

Las manos tienen el poder de curar tanto física como mentalmente. En China, Tailandia y Hawai se ha experimentado con estas técnicas durante años , por lo que se han convertido en referentes en los viajes de placer relacionados con bienestar y relax.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *