Neutralizar los radicales libres escogiendo alimentos con propiedades antioxidantes

Los antioxidantes son todos aquellos elementos que tienen como función detener la reacción en cadena de los radicales libres neutralizando sus átomos de oxígeno.

Existen numerosas sustancias con propiedades antioxidantes. Entre las más poderosas se encuentran las siguientes:

  • El caroteno, pigmento vegetal que, una vez ingerido, se transforma en vitamina A; lo contienen la zanahoria, las espinacas, el berro, la calabaza, el tomate y los espárragos, entre otros.
  • El ácido ascórbico o vitamina C de frutas (cítricos, kiwi, plátano, uva, fresas, frambuesas, cerezas, arándanos…) y hortalizas ( pimientos, tomate, rábanos, zanahoria, brécol…)
  • El licopeno, componente al cual deben su coloración roja los tomates, * el glutatión, abundante en el brécol crudo, presente también en el ajo, patatas, espinacas o maíz.
  • La vitamina E, contenida en espárragos, lechugas, guisantes, nueces, germen de trigo y semillas de girasol.
  • Los flavonoides, compuestos polifenólicos que aparecen en frutas y verduras y en el té, la cerveza y el vino.
  • La cisteína, aminoácido antioxidante contenido en pescados y carnes magras.
  • El cobre, disponible en frutos secos como las avellanas y en legumbres como la soja.
  • El zinc del apio, los espárragos, las patatas, las berenjenas, los melocotones o los higos.
  • El selenio, que aportan el salvado de trigo, la avena, el arroz integral, los melocotones o el tomate.

A la hora de preparar los alimentos, no hay que olvidar que los antioxidantes son sensibles a la luz, al calor y a la humedad, y desaparecen durante una cocción demasiado prolongada o con demasiada agua.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *