Niño diagnosticado para Amigdalectomia

Hola, hace poco fuimos al otorrinolaringólogo, quién después de revisar sus amígdalas, y después de que mi hijo pasara por una otitis media tratada con antibióticos, y mometasoma furoato por dos semanas, y después de varios resfrios, y tos con flema, le indicó una amigdalectomía. El caso es que además de una otitis que fue tratada con antibióticos y de estar constantemente resfriado, mi hijo ronca un poco, a veces duerme con la boca abierta, está estancado en su crecimiento, y come muy lento haciendo arcadas de vez en cuando, y se alimenta con la ayuda de estimulantes del apetito.

La verdad es que el niño no ha presentado amigdalitis hasta el momento, y lo que realmente me preocupa es el hecho de que no crece, en cuanto a los problemas respiratorios y la otitis que presentó creo que son bastante normales para un niño que entró recién este año a la educación parvularia. No me gustaría que se le practicara una amigdalectomía debido a que tengo entendido que según un estudio, las personas a las que se les ha practicado una amigdalectomía antes de los 20 años, tienen el doble de probabilidades de tener problemas cardíacos, (y la familia de su padre ha tenido fallecimientos por esta razón), y todavía no se comprueba la inocuidad de la amigdalectomía. Mi consulta es si una reducción de las amígdalas en vez de la extracción, pudiera ser igualmente efectiva en mi hijo. Mi niño no ha tenido, que yo sepa, amigdalitis y al fin y al cabo, lo que más me preocupa es su problema de crecimiento, que creo tiene que ver con el hecho de que no duerme bien, y su problema de alimentación por el cual no puede tragar debido a sus amígdalas inflamadas. También me gustaría saber si esa operación, la reducción de amígdalas (no la amigdalectomía), se practica en Chile, en alguna clínica.

Otros Antecedentes:

  • Amígdalas grandes.
  • Sinusitis (sinusopatía bilateral)
  • Alergias: Pastos, caspa de perro, festuca, y alternarias.
  • Otitis media.
  • Adenoides inflamados en un control pediátrico.
  • Resfríos frecuentes y tos con flema.
  • Antecedentes familiares de problemas cardíacos (infartos con resultado de muerte).
  • Crecimiento lento en comparación con sus pares. Mide 97 cm desde el control de octubre del año pasado.
  • Padres no son bajos. Padre: 1,80 m, Madre: 1,65 m.
  • Reducción de peso. Pesaba 16,65 kg. en octubre, 15,4 kg. en abril de este año, y luego subio en julio a 16 kg.

Sexo:

  • Masculino.

Edad:

  • 4 años.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *