¿Piel de naranja? Algunos consejos para controlarla

 La  “piel de naranja”, es el término correcto para denominar a una alteración que se manifiesta en la dermis  debido a la acumulación de grasa y toxinas, principalmente en  caderas, glúteos y muslos.   Se debe a una insuficiente función del sistema linfático y venoso, el que se ve obstruido y ha perdido tonicidad. Esto  promueve  un  almacenamiento irregular y anormal del tejido adiposo. En estas zonas, el exceso  de elementos tóxicos impiden la correcta nutrición celular y como consecuencia se destruye el colágeno y la elastina que permiten que la piel se mantenga tersa y firme.

Casi el 90% de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de piel de naranja generalmente es blanda, es decir en esta zona la piel es flácida, los músculos poco tonificados y adoloridos y hay  mala circulación.

 Algunas Recomendaciones para evitar y controlar la piel de naranja

  • Reduce  el consumo de grasas, sal y azúcares (golosinas, helados, snack) elije el azúcar existente en las frutas, consuma verduras y cereales. Da preferencia a las infusiones de hierbas al té o café, Acostúmbrese gradualmente  a no usar endulzantes. Si lo hace prefiera miel o stevia.
  • Incrementa  la ingesta de agua.
  • Practica ejercicios aeróbicos, así como caminatas enérgicas, sentadillas y flexiones de piernas, ya que ayudan a mantenerse ágil y con músculos fuertes. Manténgase siempre en movimiento.
  • Aplique geles y cremas anticelulíticos. Es útil darse  masaje con guante de crin en las zonas afectadas durante la ducha; los movimientos deben ser circulares y siempre de abajo hacia arriba. Puede aplicar aceites esenciales de Limón, ciprés, enebro o   lavanda para promover la circulación linfática. (diluidos al 2% en aceite de almendras dulces  para evitar toxicidad)
  • Realizarse de manera periódica un  drenaje linfático  (un tratamiento  de 10 sesiones cada seis meses suele ser suficiente, dependiendo del grado de celulitis) con el  fin de  ablandar las adiposidades,  promover la circulación de la linfa  y eliminar toxinas.
  • No utilizar prendas muy ajustadas, mantener las piernas cruzadas promueve la aparición de piel de naranja.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *