Problemas frecuentes de la visión

El intrincado proceso de la visión, con tantas partes e interacciones complejas puede algunas veces estar mal. Los cuatro problemas de la visión más frecuentes — vista de cerca, vista lejana, astigmatismo y presbiopía — son generalmente causados por problemas de enfoque de la córnea o el cristalino o por una forma anormal del ojo. La mayoría de los problemas para enfocar pueden corregirse con anteojos lentes de contacto o cirugía que ajusta la curvatura de la córnea.

Usted ve un objeto claramente cuando está adecuadamente enfocado. Esto significa que la córnea y el cristalino han ajustado el punto del foco para que la imagen llegue nítidamente definida a la retina. Sin embargo, si el poder de enfoque de la córnea y el cristalino no están coordinados con la longitud o la forma del ojo, la imagen que usted ve es borrosa.

Vista de cerca

Si usted tiene vista de cerca, trastorno conocido como miopía, puede ver claramente objetos cercanos, pero los objetos más lejanos están borrosos. Usted es corto de vista si el globo ocular está elongado del frente a atrás en lugar de ser redondo. Esto hace que el objeto que está viendo se enfoque delante de la retina y no en la retina. Incluso con un ojo redondo puede usted ser corto de vista si la córnea o cristalino tienen demasiada curvatura.

La vista de cerca es un problema frecuente que afecta aproximadamente a 3 de cada 10 personas. Muchas personas notan el trastorno durante la infancia cuando, por ejemplo, tienen dificultad para leer lo que el maestro escribe en el pizarrón de la escuela. Afecta igual a niños y niñas y tiende a verse en familias. El problema puede progresar rápidamente durante estos años, requiriendo algunas veces lentes correctores más de una vez al año. La visión tiende a estabilizarse durante los primeros años de la vida adulta, por lo que cuando tiene 20 o 30 años puede no ser necesario que cambie sus anteojos.

Problemas frecuentes de la visión Oftalmología

Los lentes cóncavos, que son más delgados en la parte media que en los bordes, pueden corregir la visión de cerca. Puede usar los lentes como anteojos o lentes de contacto. Otra forma de corregir este problema — cirugía refractiva — está aumentando en popularidad. Es un procedimiento breve que reduce la curvatura de la córnea en tal forma que la luz que entra al ojo se enfoca de nuevo directamente en la retina. Dos tipos de cirugía refractiva son la queratectomía fotorrefractiva y la cirugía LASIK.

Vista lejana

Cuando tiene usted vista lejana, un trastorno llamado hiperopía, puede ver claramente objetos que se encuentran lejos pero tiene dificultad para enfocar objetos que están cerca.

En la mayoría de casos las personas tienen vista lejana porque el globo ocular es más corto de lo normal entre el frente y la parte posterior. Los rayos de luz que llegan al ojo no se enfocan con precisión cuando llegan a la retina. En su lugar el foco cae por detrás de la retina. Este problema puede ser causado también por una córnea o un cristalino que no tienen suficiente curvatura.

La vista lejana se ve en familias y generalmente está presente al nacer. La mayoría de la gente joven no sabe que tiene el trastorno porque el cristalino es flexible y puede acomodar suficientemente el foco en la retina. Pero el funcionamiento constante y excesivo de los músculos que hacen que el cristalino adopte una curvatura mayor puede producir dolor o ardor en los ojos, dolor de cabeza, fatiga o visión borrosa después que ha leído mucho o ha hecho mucho trabajo con la visión de cerca. Como usted sabe, al aumentar la edad el cristalino se vuelve menos elástico y no es capaz de hacer los ajustes necesarios en la forma. La mayoría de gente con vista lejana necesita lentes correctores hacia la mediana edad.

La corrección de la vista lejana se puede llevar a cabo con un lente convexo, que es más grueso en el centro que en los bordes. Esto desplaza el foco hacia adelante, a la superficie de la retina. La cirugía es también una opción que es cada vez más popular, pero el procedimiento es complicado y, por lo tanto, no se practica con tanta frecuencia como la cirugía para corregir la visión de cerca.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *