Proceso de recuperación luego de una cirugía plástica

Luego de terminar la operación pasará una media hora, durante la cual el paciente despierta, y entonces es llevado por su anestesiólogo a la sala de recuperación. La forma de despertar depende de cada persona, de su tolerancia personal y del tipo de anestesia administrada. Puede que sea necesario el uso de oxígeno mientras despierta de la anestesia. Recuerde que si siente dolor o malestar debe solicitar analgésicos; el dolor no beneficia en nada la recuperación y puede producir complicaciones indeseables.

Los médicos y enfermeras a cargo de la sala de recuperación esperarán a que el paciente se haya recuperado de los efectos de la anestesia y no sienta dolor antes de enviarlo a su habitación para continuar el proceso de recuperación. Le darán, en caso de ser necesario, medicamentos para tratar náuseas o vómitos. También vigilarán posibles sangramientos en el sitio de la operación. La sala de recuperación estará equipada con monitores que registran la evolución del paciente luego de la cirugía.

Después de una cirugía:

  • Necesita al menos 48 horas de descanso.
  • La noche posterior ingiera líquidos en forma moderada. Coma liviano y evite comidas grasas.
  • Evite el té y el café por su alto contenido de cafeína.
  • En general, trate de dormir de espaldas.
  • No tome medicamentos anticoagulantes.
  • No fume.
  • No levante objetos pesados.
  • No realice actividades que puedan elevar su presión arterial.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *