Propiedades de la fresa

Nombre vulgar: Fresa

Nombre científico: Fragaria yesca L

Hábitat: A la sombra de los encinares, hayedos y robledales. También aparece al borde de los caminos húmedos y junto a los setos.

Características: Es una planta perenne que produce brotes nuevos cada año. Presenta una roseta basal de donde surgen las hojas y los tallos florales, ambos de la misma longitud. Los tallos florales no presentan hojas. En su extremo aparecen la flores, de cinco pétalos blancos, cinco sépalos y numerosos estambres. Los peciolos de las hojas son pilosos. Cada uno soporta una hoja compuesta con tres foliolos ovales dentados.

Estos son verde brillantes por el haz ; más pálidos por el envés, que manifiesta una nervadura muy destacada y una gran pilosidad. De la roseta basal surgen también otro tipo de tallos rastreros que producen raíces adventicias de donde nacen otras plantas. El fruto, que conocemos como “fresa”, es en realidad un engrosamiento del receptáculo floral, siendo los puntitos que hay sobre ella los auténticos frutos. Las fresas cultivadas proceden de la fresa silvestre cruzada con las variedades americanas.

Propiedades medicinales

  • Dieuréticas y antirreumáticas: Si nos tomamos de tres a cuatro tazas diarias de la infusión de las hojas y las raíces nos ayudaran contra el ácido úrico, gota y artritis.
  • Colesterol: La gran cantidad de ácido ascórbico, así como de lecitina y pectina contenida en sus frutos la hacen ideal para disminuir el nivel de colesterol de la sangre.
  • Antiinflamatorias: Tomaremos una infusión de las hojas para las inflamaciones del intestino .la cocción de las raíces nos ayudará a disminuir las inflamaciones artríticas.
  • Astringentes: Beberemos de tres a cuatro tazas diarias de la cocción de sus hojas contra la diarrea. Las infusiones de hojas secas son muy astringentes y pueden utilizarse para curar las llagas de la boca.
  • Mineralizantes: Sus frutos, muy ricos en vitamina C, tienen virtudes antianémicas y reconstituyentes. Resultan muy adecuados en la época de crecimiento.
  • Anticancerosas: Ricas en vitamina C, ácido elágico, linoleico y alfalinoleico son capaces de inhibir aquellas substancias cancerígenas que pueden atacar a las células sanas. Resulta muy útil comer estas frutas como postre de tanto en tanto. Una dieta depurativa con este alimento puede ser una buena manera de eliminar las toxinas del cuerpo.
  • Cosméticas: Las hojas machacadas y aplicadas sobre la piel constituyen un buen remedio para evitar las arrugas.
  • Recolección y conservación: Las hojas deben recogerse cuando la planta esté bien florida. Las raíces cuando se encuentre a punto de secarse. Los frutos bien maduros. Siempre se debe conservar a la sombra y en un lugar resguardado del calor y de la humedad.

 

 

 

 

 

 




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *