Propiedades del avellano

Nombre vulgar: Avellano

Nombre científico:Gevuina avellana, Gevuín Avellano, Gevuina avellana, Gevuín

Hábitat:  Alcanza una altura de aproximadamente 20 metros. Sus hojas son coriáceas, compuestas, pinnadoaserradas, con envés es más claro que el haz. Sus flores son de color blanco, están dispuestas en racimos. Su fruto es una nuez indehiscente. Se desarrolla en condiciones variadas de suelo luz y competencia.

Crece generalmente entremezclado con otras especies del bosque húmedo; en suelos humíferos y profundos adquiere, con sus ramas extendidas, una forma piramidal. No forma bosques puros, aunque a veces se le encuentra en pequeños grupos aislados.

Es una especie de rápido crecimiento, particularmente en las áreas que se recuperan después de haber sido afectadas por la explotación, roce, o incendio del bosque.

El avellano tiene propiedades antipiréticas, odontálgicas, astringentes, diaforéticas, remineralizantes y nutritivas. Sus hojas son utilizadas para combatir diarreas y glenorragia. El fruto se utiliza como alternativa al café y la mantequilla.

Uso externo

Como cicatrizante de heridas, lavar bien hojas frescas y aplicarlas sobre la región afectada (hacerles pequeños tajos para que viertan su jugo en las heridas).

Después vendar bien y reemplazarlas, al cabo de un par de horas. Para calmar los dolores de dientes y muelas, aplicarse un algodón empapado en aceite tibio de avellana, en el sector afectado.

Infusión: Colocar durante un cuarto de hora una cucharadita de flores secas, trituradas, en una taza de agua hirviendo. Filtrar y tomar una cucharadita después de cada comida.

Aplicar como antidiarréico; hasta cinco cucharaditas al día, cuando se requiera sus efectos diaforéticos.

Decocción: (Hojas y flores). Dejar reposar durante 10 a 1 1 horas una cucharada grande de hojas y flores secas, desmenuzadas, en trescientos gramos de agua. Una vez macerada, hervir un cuarto de hora. Colar y dejar enfriar, tomar como un té cualquiera cuando se suba la fiebre. Beber a sorbitos para calmar la sed, nunca más de seis tazas al día. Aplicar la misma dosis en caso de diarreas.




Califica este Artículo:
2 / 5 (2 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *