Qué es el alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad crónica, frecuentemente progresiva y mortal. Se caracteriza por periodos de preocupación por el alcohol y deterioro del control sobre su consumo. Este continúa pese a sus consecuencias adversas y la deformación del pensamiento. Muchos alcohólicos niegan la existencia de problemas al respecto. Entre otros signos se incluyen:

  • Beber solo u ocultándose.
  • Olvidar conversaciones o compromisos.
  • Hacer un ritual de beber antes de la comida, con ésta o después de ella y mostrar enojo cuando se altera o cuestiona dicho ritual.
  • Perder interés en actividades o aficiones que solían brindar placer.
  • Irritabilidad a medida que se acerca la hora usual de beber, sobre todo cuando se carece de alcohol.
  • Guardar bebidas alcohólicas en sitios inusuales en el hogar, el trabajo o el automóvil.
  • Tomar las bebidas de un solo trago, ordenar tragos dobles, intoxicarse de manera intencional para sentir bienestar o beber para sentirse “normal”.
  • Tener problemas interpersonales, de trabajo, económicos o legales.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *