Que hacer en caso de un ataque de histerismo

Causas principales

  • Fallecimiento o enfermedad grave de un miembro de la familia.
  • Disgusto fuerte con alguna persona (laboral o personal).
  • Susto, riña, etc.

Síntomas

  1. En un principio malestar general, tristeza.
  2. Caída repentina pero estudiada (se cuida de no lastimarse); aparente pérdida del conocimiento, respiración, temperatura y pulso normales; llanto de tragedia y, luego del ataque, emisión de orina clara con convulsiones no típicas.

Tratamiento

  1. Sea paciente con la persona enferma, pues por lo general es una mujer joven quien la padece.
  2. Durante el ataque aleje todo objeto que pueda causarle algún daño.
  3. Desabróchele el cuello y el pecho a fin de que pueda respirar con soltura.
  4. Tómele el pulso y la temperatura y verifique que la respiración sea normal.
  5. Aleje a todo curioso que se encuentre cerca de la enferma, a fin de que el ataque sea menos intenso.
  6. Si el ataque se prolonga mucho tiempo, colóquele sobre la cara compresas de agua fría y dele a oler amoníaco.
  7. Pasado el ataque, déjela tranquila.
  8. No le dé a tomar bebidas alcohólicas o excitantes como té o café.
  9. Dele un sedante suave.
  10. Una vez superada la crisis, converse con ella a fin de conocer la causa del ataque de nervios y verificar si se trata o no de algún síntoma de enfermedad.

Nota: En todo momento la persona con ataque de histeria se encuentra consciente, y no es que esté fingiendo porque en verdad sufre; pero no le haga mucho caso porque empeoraría la situación. Por eso no se recomienda sujetar a la enferma ni rodearla. Su ataque se diferencia de una convulsión por epilepsia en la que existe un grito inicial que no se presenta aquí, la caída es súbita y no estudiada, la respiración y el pulso son débiles o nulos y la temperatura es alta o baja.




Califica este Artículo:
3.33 / 5 (3 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *