Que son los lunares

A veces llamados “marcas de belleza”, los lunares generalmente son grupos inofensivos de células pigmentadas. Es posible que contengan pelos, sean lisos, se tornen protuberantes o arrugados e incluso se puedan desprender en la edad avanzada.

En contados casos, los lunares se tornan cancerosos. Debe consultarse al médico si se presentan dolor, hemorragia o inflamación, o si se aprecian cambios en un lunar. Se debe prestar atención a los lunares que se localizan alrededor de las uñas u órganos genitales, así como los que han estado presentes desde el nacimiento. Los lunares grandes, presentes desde el nacimiento, son especialmente problemáticos y puede precisarse su retiro para evitar el riesgo de cáncer.

Autocuidados

Los lunares saludables usualmente no requieren cuidados especiales, a menos que se presenten cortes o irritación en ellos. Los cuidados habituales de la piel normal suelen ser suficientes.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *