Que son los trastornos sexuales

Las pulsiones sexuales no son privativas de los adultos: el sexo es consustancial al ser humano desde edades muy tempranas. El acto sexual (este sí es característico del adulto) en el hombre implica a diferencia de los animales, no sólo la mera procreación, sino más bien una experiencia enriquecedora en el desarrollo emocional, psíquico y físico equilibrado.

Es muy difícil prescindir de una vida sexual. Todos los actos cotidianos, hasta los más simples, se desarrollan sobre un fondo de actividad sexual. Desde la infancia la educación sexual debe ser clara, sincera y lo más completa posible. En lo posible hacer que el niño comprenda y vea la sexualidad como algo normal en la convivencia social. El ser humano con una actividad sexual asidua, variada y divertida, manifiesta en el día a día una mayor y mejor calidad en su contacto social e interpersonal.

Pero no nos olvidemos que esta plenitud lograda en la etapa adulta depende de cuan educados e informados hallamos estado, con el rigor y seriedad que el tema se merece, porque si no existe un adecuado aprendizaje sexual sin limitaciones pueden aparecer o adquirirse entre otras cosas conductas aberrantes, alteraciones psíquicas e incluso hereditarias. En fin, se pueden dar una serie de trastornos sexuales, difíciles de tratar y curar.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *