Resequedad de la piel

Es por mucho la causa más frecuente de padecer comezón y escamas de la piel. Aunque la resequedad puede ser molesta en cualquier época del año, el aire frío y la humedad baja resultan especialmente dañinas para la piel. La resequedad de la piel debida al clima depende del sitio geográfico donde se resida.

Autocuidados

  • Disminuir la frecuencia de los baños en regadera o tina. Conviene abreviarlos y usar agua tibia y jabón en cantidades mínimas. Los jabones neutros o con crema (como Dove y Camay), resecan menos la piel. Deben agregarse polvo con copos de avena (Aveno) y otros aceites para baño al agua de baño.
  • Palmear (en vez de friccionar) la piel al secarla después del baño.
  • Aplicar un aceite o crema a la piel inmediatamente después de secarla. Se recomienda usar un humectante de aceite, no una crema ligera que se absorba rápidamente, por su alto contenido de agua.
  • Evitar cremas y lociones que contengan alcohol.
  • Usar un humidificador y mantener fresca la temperatura ambiental.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *