Resultados insatisfactorios en las cirugías plásticas

Si el paciente y el cirujano coinciden en que el resultado de una cirugía plástica no es el esperado se le llama “Resultado Insatisfactorio”, pues no se logró lo que se intentaba.

En general el porcentaje de resultados insatisfactorios es bajo, el riesgo de tener una complicación es de 1 cada 5.000 operaciones. Por ejemplo, un 2% de las operaciones de nariz tiene un resultado no deseado. Estos pacientes deben ser reevaluados y algunos requerirán una segunda intervención o “retoque quirúrgico”. Otro ejemplo frecuente son las cicatrices poco estéticas que pueden quedar después de una operación, algunas de las cuales pueden llegar a ser grandes y feas.

Si las cosas resultan de forma inadecuada, el cirujano será el primero en entenderlo e intentar mejorarlo. Esto tiene un costo financiero que cirujano y paciente deberán asumir conjuntamente. Por convención ampliamente aceptada, el costo de hospitalizaciones y pabellón deberá correr por cuenta del paciente y el del equipo de profesionales por cuenta del cirujano. Si tiene dudas en estas materias deberá discutirlas con su médico antes de operarse.

Una persona que no acepta el pequeño porcentaje de riesgo que existe de obtener un resultado insatisfactorio no debiera operarse. A pesar que su cirujano plástico haga todo lo posible, dentro de sus conocimientos y la tecnología quirúrgica disponible para lograr un resultado exitoso, el riesgo siempre está presente.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *