Tipos de traumatismos

Los traumatismos son cualquier lesión resultante de la aplicación de una fuerza externa o de alguna forma de violencia. Se incluyen huesos fracturados, golpes fuertes en la cabeza o, quizás, un diente que se cae a raíz de un golpe. Las fracturas, torceduras graves y otras lesiones graves de los huesos y articulaciones se consideran urgencias traumatológicas y habitualmente requieren la atención profesional de un médico.

Luxaciones

La luxación es una lesión que ocurre cuando los extremos de huesos en una articulación se desplazan forzadamente fuera de su posición normal. En muchos casos, se debe a un golpe, caída u otro mecanismo de lesión.

Los signos que hacen sospechar una luxación incluyen los siguientes:

  • La articulación lesionada está visiblemente fuera de su posición y deformada, además de que se dificulta moverla
  • Dolor e hinchazón intensos en la articulación afectada

Las luxaciones deben tratarse rápidamente y se sugiere no intentar restaurar el estado normal de la articulación. Inmovilice la articulación en la posición en que se encuentre. Aplique medidas como si se tratáse de una fractura y busque atención médica de inmediato. Para mayor información sobre luxaciones, consulte la página 89.

Fracturas

Una fractura es simplemente la ruptura de un hueso. Requiere atención médica inmediata. Si piensa que hay una fractura, lo adecuado consiste en proteger el área afectada contra el posible daño adicional. No trate de restaurar el hueso roto. En vez de ello, conviene inmovilizarlo entablillando el área y prolongar tal inmovilización a las articulaciones inmediatas superior e inferior a la fractura.

En caso de existir hemorragia además de la fractura, debe aplicarse presión para detenerla y de ser posible, elevar el sitio hemorrágico para disminuir el flujo de sangre. Hay que continuar la presión hasta que disminuya o cese la hemorragia. Proporcione tratamiento contra el choque si la persona se desmaya, se muestra pálida o respira de manera rápida y superficial: acuéstela, eleve sus piernas y cúbrala con una frazada o algo más que le brinde calor.

Son signos de fractura los siguientes:

  • Hinchazón o magulladuras sobre un hueso
  • Deformidad de la extremidad afectada
  • Dolor localizado y que se intensifica al mover el área afectada o aplicar presión en ella
  • Pérdida de la función del área lesionada
  • Un hueso roto que sobresale de los tejidos blandos y la piel Vea más información sobre fracturas.

Torceduras (esguinces)

Un esguince ocurre cuando un giro o estiramiento violentos hacen que una articulación se mueva más allá de lo normal. Es el resultado del estiramiento excesivo de ligamentos. Puede existir inclusive el desgarre de estos últimos. Los signos usuales de esta lesión son:

• Dolor y sensibilidad incrementada del área afectada.

• Hinchazón rápida y posibles cambios de color de la piel

• Función articular afectada

Muchas torceduras leves pueden tratarse en el hogar. Sin embargo, cuando la lesión se acompaña de un chasquido y limitación grave de la función articular, es necesario buscar atención médica urgente.

Lesiones de la cabeza

La mayoría de las lesiones de la cabeza suelen ser leves. El cráneo proporciona protección eficaz contra las lesiones cerebrales. Solamente 10% de este tipo de traumatismos requiere hospitalización. Las cortaduras y contusiones sencillas pueden tratarse con las técnicas básicas de primeros auxilios. Los tipos graves de lesiones de la cabeza que requieren manejo médico de urgencia se analizan a continuación. Procure inmovilizar el cuello de la víctima en todos los casos, ya que también puede estar afectado.

Contusión: Suele deberse a que la cabeza reciba un impacto fuerte como resultado de un golpe o caída. El impacto genera un desplazamiento del cerebro dentro del cráneo. Se acompaña de pérdida de la conciencia y es frecuente que se aprecie aturdimiento de la víctima. También puede haber amnesia, mareos y vómito. Otras posibles manifestaciones son la parálisis parcial y choque.

Coágulo de sangre en el cerebro: Ocurre cuando se rompen vasos sanguíneos entre el cráneo y el cerebro. Posteriormente, la sangre pasa al espacio virtual existente entre ambas estructuras, con la formación de un coágulo sanguíneo (hematoma), que ejerce presión en el tejido cerebral. Es posible que no exista una herida abierta, contusión u otro signo externo. Entre los síntomas resultantes, se cuentan el dolor de cabeza, náusea, vómito, cambios del nivel de conciencia y tamaño desigual de las pupilas. Pueden presentarse letargia progresiva, inconsciencia y muerte si no se trata esta situación.

Fractura craneal: Este tipo de lesión a veces no es evidente y es necesario buscar los signos siguientes:

  • Contusión o cambios del color de la piel detrás de las orejas o alrededor de los ojos
  • Presencia de sangre o un líquido acuoso que emanan por la nariz o los oídos
  • Pupilas de tamaño desigual
  • Deformidad del cráneo, incluyendo áreas hinchadas o deprimidas

Tratamiento de urgencia

Busque atención médica urgente si se advierte cualquiera de los síntomas siguientes:

  • Hemorragia craneal o facial grave
  • Cambios del nivel de conciencia, incluso si son pasajeros
  • Respiración irregular o jadeante
  • Vómito

Advertencia

Hasta obtener la atención médica o paramédica, mantenga acostada e inmóvil a la persona en una habitación tranquila y poco iluminada. Observe sus signos vitales: respiración, pulso y estado de conciencia. Interrumpa toda hemorragia aplicando presión firme y sostenida.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en Tipos de traumatismos

  1. fernanda galeon Dice:

    tengo mucho dolor en un tobillo me hicieron una radiografia para descartar fractura, el tobillo esta bien excepto por dos manchas negras que se dejan ver claramente en el hueso estoy muy preocupada puesto que no se a que se deben estas manchas podran ser graves? a que se deben estas anomalias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *