Todo sobre los suplementos alimencios

¿Es mejor tomar suplementos individualmente o en complejos?

Los suplementos se pueden vender por separado o dentro de una combinación de suplementos distintos. Por ejemplo, tal como advertí anteriormente, recomiendo tomar un suplemento de complejo carotinoide que contenga distintos carotinoide. También puedes comprar los distintos carotinoide por separado, pero evidentemente lo mejor es tomar sólo una píldora. Se pueden encontrar distintos complejos para fines específicos. Por ejemplo, existen complejos para dormir, para perder peso o mejorar la función inmunitaria, y todos ellos contienen una combinación de distintas plantas medicinales, vitaminas y otros suplementos que deberían funcionar bien en conjunto. En algunos casos, estos complejos pueden ser una verdadera ganga si lo comparas con comprar todos los suplementos por separado. Si utilizas estos complejos multisuplementarios, te aconsejo que leas con atención las etiquetas para cerciorarte de que obtienes lo que necesitas, y de que se ajustan a las dosis recomendadas. Si un multisuplemento contiene un ingrediente que no deseas tomar, busca otro.

Por norma, la mayoría de los suplementos se toman entre dos o tres veces al día con las comidas, salvo que se especifique lo contrario. En algunas ocasiones, es recomendable que tomes un suplemento con el estómago vacío, una hora o dos antes de comer. Para que resulte más cómodo, sugiero a la gente que se organice los suplementos por la mañana y que se lleven lo que causar somnolencia. No conduzcas ni maneje maquinaria tras tomar estos suplementos.

Si bien algunos suplementos se pueden o se deberían tomar a diario, hay otros suplementos que sólo deben utilizarse para problemas o en situaciones específicas. Por ejemplo, existen unos suplementos maravillosos que pueden contribuir a reducir los síntomas del resfriado y de la gripe y aportan al sistema inmunitario un reforzante complementario cuando uno enferma. Ahora bien, cuando los síntomas ya han desaparecido ya no necesitas tomarlos. Quien padezca el síndrome premenstrual (SPM) tomará unos suplementos distintos a los de la persona que pretenda aliviar los síntomas menopáusicos. Si tienes los niveles de lípidos altos en la sangre, y por tanto corres el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, o si estás luchando contra el dolor de la artritis, puedes elegir entre los distintos suplementos que te ayudarán a aliviar estos problemas.

De todos los suplementos nuevos que hay en el mercado, ¿cuál es la marca más eficaz y segura?

La misma norma que se aplica al comprar medicinas que se compran sin receta médica sirven para los suplementos: selecciona productos que ofrezcan fabricantes de reputación y que necesitan para el resto del día en un pastillero.

A veces, los fabricantes ofrecen productos con una potencia garantizada, es decir, que el producto se ha analizado después de su fabricación para garantizar la potencia citada en la etiqueta. Algunos productos se pueden etiquetar con un nivel farmacéutico, lo cual significa que la calidad es máxima y que no contiene impurezas.

Si bien creo que la gran mayoría de los suplementos que se venden en la actualidad son seguros, advierto a las personas que no porque un producto dé a entender que es «natural» y que se puede obtener sin una receta, debe tomarse a ciegas.

De hecho, como podrás comprobar, hay algunos suplementos que sólo recomiendo por algunas situaciones específicas o para un uso muy reducido, e incluso hay algunos que aconsejo no tomar bajo ningún concepto. Si dudas de tomar algún suplemento, pide consejo a tu farmacéutico, o a tu médico.
Para conservar la máxima eficacia de los suplementos y no desperdiciarlos, guárdalos en un sitio fresco y oscuro, fuera de la luz directa del sol. Hay algunos productos que van al frigorífico tal como indicará la etiqueta.

¿Es seguro combinar los suplementos con las medicinas con receta médica?

Todo depende del suplemento. Hay suplementos, como el hipérico, que es un tratamiento natural para la depresión y que no debería tomarse a la vez con otros antidepresivos. En algunos casos, los ácidos grasos omega-3, que son vasodepresores naturales de la sangre, no deberían tomarse junto con vasodepresores como el Coumadin que van con receta médica. Sin embargo, otros suplementos como los probióticos están diseñados para tomarse junto con los antibióticos con receta médica. A mi entender, cada caso es distinto. En este libro, he intentado advertir cuándo un suplemento puede interactuar con otro fármaco o suplemento. Para no correr ningún riesgo, pide consejo a tu médico o al farmacéutico.

¿Cuándo puedes automedicarte con suplementos y cuándo debería acudir al médico?

El sentido común te dirá cuándo puedes utilizar suplementos para tratar los mismos problemas que atacarías con otros productos que no necesitan receta médica. Los suplementos van bien sobre todo para aliviar enfermedades habituales como los resfriados, los síntomas de la gripe, el dolor de garganta, los dolores de cabeza, el estrés, además de dolores y malestares en general. Si tienes la fiebre alta o padeces un resfriado, una gripe o un dolor de garganta que todavía persiste al cabo de unos días, o sufres otros síntomas importantes, sin duda alguna debes acudir al médico o al naturópata. Si padeces una afección médica diagnosticada anteriormente, como cáncer o una enfermedad cardíaca, también deberías trabajar conjuntamente con un médico que te ayude a incorporar productos alternativos naturales a tu régimen.

Me gustaría añadir una última reflexión. Los suplementos son un modo maravilloso de mejorar la salud. Te pueden ayudar a conservar tu fuerza y vitalidad hasta los últimos años, a mejorar la calidad de vida y hasta pueden prolongar los años de vida. Los suplementos son muy buenos pero no pueden hacer por sí solos el trabajo. Cuando mejor actúan los suplementos es cuando se ven reforzados por una dieta sana y un estilo de vida saludable.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *